Madrid y la patronal presionan para que Calviño flexibilice el acceso a las ayudas directas

Cepyme alerta de que gran parte del dinero no se ha asignado aún

Lasquetty pide cambiar la ley para que el dinero cubra pérdidas contables

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. Europa Press

“Es fundamental que las ayudas del Gobierno sean ya palpables (...) es necesario que lleguen con toda la celeridad posible”, ha pedido este jueves Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, durante la asamblea general de Cepyme, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa. Estas palabras del líder de los empresarios llegan en medio del pulso entre las comunidades autónomas y el Gobierno, por las ayudas directas que este último aprobó en marzo para apoyar a las empresas golpeadas por la pandemia.

Se trata de 7.000 millones de euros, de los cuales buena parte se está quedando sin asignar, según alertó este jueves el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, en una entrevista a Servimedia. “Es clarísimo que el procedimiento no está bien establecido, no está funcionando”, ha asegurado el directivo, quien ha solicitado al Ejecutivo que se amplíen los plazos y se cambien los requisitos para acceder a estos fondos.

El presidente de Cepyme ha explicado que la ayuda, tal y como está regulada actualmente, “solo puede llegar a aquel que ha incumplido el pago de una factura”, dejando fuera del plan a las pymes que han tirado de sus ahorros para no caer en impagos. “No tiene sentido”, ha indicado Cuerva, quien ha considerado que se tendrían que tener en cuenta parámetros como la facturación.

Según una información de El País, el Ejecutivo ha decidido abrir la mano para flexibilizar la asignación de fondos y permitir que estos sirvan para compensar pérdidas contables, y no solo para hacer frente al pago de deudas, como las comunidades autónomas tenían entendido hasta ahora. Sin embargo, este jueves la Comunidad de Madrid ha mandado una carta al ministerio de Economía asegurando desconocer este cambio e instando a modificar la ley para hacerlo oficial.

“Creo que cualquier nueva normativa o interpretación de la actual que realice el Ministerio, de una convocatoria de ayudas tan vital para nuestra economía, autónomos y empresas, debe realizarse de forma pública y con todo el rigor que exige el principio constitucional de seguridad jurídica”, indica en la misiva firmada por el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty.

“Por ello, le solicito que clarifique de forma oficial, qué conceptos son susceptibles de ser financiados con cargo a estas ayudas (...). Si usted entiende que los conceptos a financiar deben extenderse más allá de lo previsto en dicho texto legal, debería aprobar la correspondiente normativa para que los interventores autonómicos, sujetos a la estricta legalidad, puedan fiscalizar favorablemente dichas ayudas”, prosigue el consejero madrileño.

Además, este jueves en la Conferencia Sectorial de Clima de Negocios y Mejora Regulatoria presidida por Nadia Calviño, la Región de Murcia y la Comunidad de Madrid (ambas presididas por el PP) han mostrado su malestar ante la vicepresidenta primera y ministra de Economía por cómo se están otorgando estas ayudas, según fuentes conocedoras de la cita.

A principios de julio, UPTA, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, había denunciado que solo se habían asignado el 40% de los 7.000 millones del plan de ayudas, tildando a este de “auténtico fiasco”.

ATA: Las ayudas deberían darse según la caída de la actividad

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha señalado a este medio que de los 414.000 trabajadores por cuenta propia que hay en la Comunidad de Madrid, solo 35.000 han solicitado la ayuda, apenas un 8,4%. Por su parte, en Andalucía, solo la han pedido el 5,3% de los autónomos. Para aumentar estos porcentajes, ha indicado Amor, el Gobierno debería dar las ayudas según el nivel de facturación de las pymes. “La agencia tributaria tiene la información de la caída de la actividad de los autónomos. Es tan fácil como coger esos datos y dar las ayudas”, ha dicho el directivo. En su cuenta de Twitter, además, ha solicitado al Ejecutivo que cambie la regulación en el próximo Consejo de Ministros y que permita acceder a los fondos a los autónomos cuya facturación haya caído un 30% durante la pandemia.

Normas
Entra en El País para participar