Abanca gana 157 millones en el primer semestre, con una subida del 18%

La morosidad baja hasta el 1,9% y la cobertura de activos dudosos se sitúa en el 83,8%

Logotipo de Abanca
Logotipo de Abanca

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, afirmó ayer que la entidad estudia opciones de compra “que puedan presentarse en el mercado”, si bien reconoció que son “cada vez más reducidas”. Así se pronunció a preguntas de los periodistas sobre el futuro de la entidad financiera, que presentó ayer unas ganancias que suben un 18% respecto a las registradas en el primer semestre de 2020, al ganar 157 millones de euros.

Escotet celebró que Abanca es “un modelo exitoso fruto de la combinación del crecimiento orgánico e inorgánico”. Sobre realizar más compras, declaró que “es cierto que esas opciones empiezan a ser cada vez más reducidas, pero no dejamos de ver ninguna posible oportunidad, sin perder de vista que nuestra apuesta siempre va a ser tomada en cuenta siempre que sea verdaderamente complementaria, que permita generar sinergias y eficiencia y nos permita mantener nuestro modelo de gobernanza”, ratificó.

Abanca ha obtenido en  el primer semestre del año, 157 millones de euros de beneficio atribuido, lo que supone un 18% de incremento respecto a los obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

El beneficio subió gracias a la recuperación de la actividad, el control de gastos y la contención del coste del riesgo. También, durante el segundo trimestre, los ingresos recurrentes por productos y prestación de servicios bancarios se incrementaron un 10,4%. Por su parte, el ratio de morosidad sigue siendo uno de los más bajos del sector, con 1,9%, con una cobertura de activos dudosos situada en el 83,8%, y de improductivos del sistema de 74,2%.

2019 fue para Abanca el mejor año de la historia” en cuanto a números, según la entidad, y para este segundo trimestre confirman que, en líneas de negocio van por el camino de batir las cifras correspondientes de hace dos años. Más del 30,4% en hipotecas y más 2,1% en pymes y autónomos.

El número de clientes que crean valor también aumenta su número, 19,4%, no solo dentro de Galicia, sino también en el resto de España, 80,9%, lo que sigue el curso de esa “vocación ibérica que nos hemos marcado”, destacaba el presidente.

El margen básico interanual mejora un 10,4% apoyado en los ingresos más recurrentes como la evolución del margen de intereses, que creció un 11,1% y de los ingresos por prestación de servicios bancarios, que aumentaron en un 8,5%. Este crecimiento, sumado a la reducción de los gastos de explotación en un 3,8%, ha permitido aumentar el margen recurrente hasta los 124,3 millones de euros, multiplicando por dos los datos de hace un año.

El volumen de negocio de Abanca ha superado en este segundo trimestre los 107.000 millones, un 21,2% más respecto a junio de 2020. Sin contar el negocio de la red española de Novo Banco, adquirido a principios de este año, el volumen de negocio queda situado en 103.236 millones de euros. “Este importante crecimiento se ha logrado manteniendo el equilibrio entre el crédito y los recursos de clientes”, destaca la entidad.

Abanca considera como parte fundamental de esta buena evolución “la prestación de apoyo financiero a empresas y familias más afectadas por la crisis”. El total de operaciones con aval del ICO se ha formalizado por importe de 3.321 millones de euros y 1.280 millones de operaciones de flexibilización (moratorias) a familias. El 52% de las moratorias aplicadas ya ha vencido, pero sólo menos del 2% de estas ha sido reclasificado a dudoso.

Con estos resultados, el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet; el consejero delegado, Francisco Botas y el director financiero del banco, Alberto de Francisco han considerado “una valoración positiva, teniendo en cuenta el momento precedente de la pandemia”. El presidente subraya el “robusto” crecimiento de Abanca ante el esperado final de la pandemia.

La entidad con sede en Galicia destaca la buena acogida de los productos lanzados por Abanca Seguros Generales. La actividad se incrementó después del lanzamiento de los primeros productos de la compañía creada en alianza con Credit Agricole Assurances y la colaboración de Luis Moya.

Positivamente se muestra esta tendencia también en Bankoa y Novo Banco. Esa buena evolución se ve también en las agencias de rating como la de Moody’s, quien otorga un grado de inversión destacando la resiliencia, la calidad de los activos, la solvencia y las expectativas de rentabilidad de Abanca.


Normas
Entra en El País para participar