Las palabras de Powell no calman a los inversores: nueva sesión de dudas en las Bolsas

El euro repunta un 0,4% y recupera los 1,18 billetes verdes tras el anuncio de la Reserva Federal

Ibex 35
Unos paneles muestran información de empresas en el interior de la Bolsa de Madrid. EFE

El aumento de la inflación en Estados Unidos por encima de lo esperado ha sido un jarro de agua fría para los mercados. Además, el aumento de los contagios arroja dudas sobre el ritmo de recuperación. Los mercados esperaban hoy las palabras del presidente de la Reserva Federal de EE UU, Jerome Powell, para saber qué ocurrirá en los próximos meses en lo que a política moneteria se refiere. Sin embargo, pese a que este ha asegurado que mantendrá los estímulos, no ha sido suficiente para los inversores. Las Bolsas europeas han reaccionado con un breve rebote, para volver después a dudar: el Dax y el Cac cierran planos y el Ftse italiano suma un 0,15. Wall Street, por su parte, abrió al alza pero cotizaba plano al cierre de los mercados del Viejo Continente. Sí se ha visto beneficiado el euro, que repunta un 0,4%.

El Ibex 35, que perdió la víspera el nivel de 8.700 puntos, continúa por debajo tras ceder un 0,42%, a la par que el parqué londinense, que ha cedido un 0,47%. En el año todavía acumula unas ganancias del 7,24%, aunque ya se sitúa en niveles de abril. Las turísticas han estado en el punto de mira con caídas de entre el 1% y el 1,7%, a excepción de Amaudes, que ha sumado un 0,11%. No obstante, los mayores descensos han sido para Solaria, Siemens Gamesa y Cellnex, que han perdido más de un 2%.

En el lado de las ganancias han destacado los bancos, que ayer se vieron perjudicados por informes desfavorables y por las reticencias del Banco de España a que mejore la retribución a los accionistas. Sin embargo, sus subidas han perdido fuerza al final de la sesión: Bankinter ha repuntado un 2,5% tras llegar a sumar un 4%. Santander ha sumado un 0,7%, BBVA, un 0,4%, y Sabadell se ha anotado un 0,3%. Entre los más alcistas se han situado también Arcelormittal (2,6%) y Acerinox (1,5%).

En España, hoy se ha conocido que la inflación se mantuvo en junio en el 2,7%, su tasa más alta en cuatro años, mientras que en el Reino Unido escaló al 2,5%. Pero la cita clave será en la comparecencia de Powell en la conferencia sobre política monetaria ante el Congreso de EE UU, en la que los inversores no esperan que cambie su discurso, ya que sigue considerando que el repunte de los precios es transitorio.

En Asia, el Nikkei cedió un 0,38% desalentado por la sombra de la inflación en EE UU. Ayer, el parqué neoyorquino se sumergió en terreno negativo tras dos jornadas consecutivas en las que sus tres principales índices marcaron récords históricos. La inflación, que en junio se situó en el 5,4% en tasa interanual, la mayor desde 2008 y cuatro décimas más que en mayo, sentó mal a los inversores. Powell ha asegurado que aún queda "un largo camino por recorrer", ahuyentando así los temores a una retirada de los estímulos monetarios y ha asegurado que la Fed avisará "con antelación antes de anunciar cualquier decisión sobre las compras de deuda". Por ahora, el Banco Central de Nueva Zelanda anunció anoche que suprime su programa de compra de bonos.

"En el futuro, esperamos que estas cifras de inflación comiencen a enfriarse", dijo Hodge al canal especializado CNBC.

Los buenos resultados anunciados por JPMorgan Chase, el mayor banco del país, PepsiCo o Goldman Sachs, que superaron las expectativas de los analistas, no sirvieron para contrarrestar las preocupaciones desatadas por los nuevos datos sobre los precios. En general, los analistas esperan una fuerte subida de los beneficios durante la temporada de resultados que arrancó hoy, gracias a la recuperación económica en Estados Unidos tras la pandemia.

Hoy se han conocido las cuentas de Bank of America, que ganó un 142% más hasta junio con un beneficio neto atribuido de 6.524 millones de dólares (13.970 millones de euros). Por su parte, la gestora de fondos BlackRock elevó un 13,5% sus beneficios en el segundo trimestre, hasta 1.168 millones de euros. El banco estadounidense Wells Fargo se anotó un beneficio neto de 9.999 millones de dólares (8.454 millones de euros) en el primer semestre de 2021, frente a las pérdidas de 3.856 millones de dólares (3.260 millones de euros) que contabilizó en el mismo periodo del año anterior.

En el mercado de divisas, el euro recupera algo de terreno frente al dólar situándose y recupera el nivel de los 1,18 'billetes verdes'. En el mercado de petróleo, el precio del Brent, de referencia en Europa, baja un 0,4% hasta los 76,2 dólares el barril.

Normas
Entra en El País para participar