España pierde la Eurocopa y 4.000 millones de euros

La euforia impulsa el gasto tras un momento de crisis y restricciones, según datos de Brand Finance

Los jugadores de la selección italiana levantan el trofeo a su llegada a Roma.
Los jugadores de la selección italiana levantan el trofeo a su llegada a Roma. GETTY IMAGES

La final de la Eurocopa, celebrada en el estadio de Wembley el pasado domingo, atrajo una notable atención pública. Inglaterra buscaba su primera victoria en Europa, mientras que Italia perseguía revalidar un título que no alzaba desde 1968. Pero más allá de lo futbolístico, el encuentro supuso un fuerte impulso económico. El triunfo de Italia tendrá una repercusión positiva en el PIB del país de 4.000 millones de euros en el corto plazo, según el análisis de la consultora Brand Finance.

Aunque solo la azzurra consiguió levantar la copa, lo cierto es que ambas selecciones lograron un potencial aumento del PIB nacional solo con llegar a la final. Un efecto motivado por la mayor confianza de los consumidores, que se tradujo en una mayor afluencia a pubs, bares, supermercados, sector de la restauración y turismo. El triunfo de Italia predice un rebote en la confianza y el gasto del consumidor, estimulado por el día del partido, que ocurre tras un largo período de bloqueo y de restricciones de las oportunidades para socializar. La emoción de los seguidores y consumidores tras la victoria de Italia podría conducir a un aumento aún mayor en el gasto, particularmente en alimentos y bebidas, alcohol y tabaco, artículos y servicios para el hogar, transporte, ocio, cultura y hoteles.

Se estima que en Reino Unido, la economía creció más de mil millones de euros en el último mes solo con la venta de entradas y comida dentro del estadio, así como de los más de 700 millones de euros gastados en alcohol durante este tiempo. Se estima que en la semifinal, los seguidores del fútbol de todo el país compraron 6,8 millones de pintas antes del partido, que se suman a las 13 millones del pasado domingo.

“La victoria de Italia marcará un acontecimiento significativo para la nación, especialmente después de las dificultades del último año en un país significativamente afectado por la pandemia. Este hito ha revivido el espítiru nacional, restaurado la confianza y el gasto de los consumidores”, comenta la directora gerente de Brand Finance España, Teresa de Lemus. El trofeo llega en un momento en el que el público está extremadamente sintonizado y desesperado por aprovechar cualquier oportunidad para la celebración tras las restricciones. Eso potenciará aún más el sentimiento global nacionalista, la cultura y el liderazgo deportivo, lo que aumentará la percepción de valor de la nación.

Patrocinios

La ganadora del Mundial de 2018, Francia, arrancó en dicho torneo con un valor de 71 millones de euros, pero, tras la victoria, su valor se disparó un 29% hasta los 91 millones de euros estimados para este torneo. Otro tanto ocurrió entonces con Inglaterra, cuando un digno cuarto puesto generó un impulso del 10% a los acuerdos de patrocinio entre ambos torneos e hizo que la valoración del equipo pasara de los 70 millones de euros a los 77 millones. En el lado contrario, el fracaso de Italia, quien ni siquiera logró clasificarse para el mismo, le supuso una caída del 5% en los ingresos de patrocinio.

Según lo observado entonces, el triunfo de la azzurra ahora podría generar 13 millones de euros en ingresos de patrocinio, que ascenderían a la suma total de 59 millones de euros. Por su parte, el sólido desempeño de Inglaterra tiene potencial para generar unos 25 millones de euros adicionales, que llevaría la cifra de ingresos por patrocinio del equipo nacional masculino a los 95 millones de euros de cara al Mundial de Qatar 2022.

Para la mayoría de las selecciones, el mayor patrocinador es el fabricante de la equipación. Italia firmó en 2015, antes de que su valor aumentara exponencialmente, un contrato de ocho años con Puma por el que generaría 22 millones de euros al año hasta 2023. La última victoria del equipo hará que Puma obtenga un mayor rendimiento del esperado por esta inversión. La marca solo posee acuerdos de patrocinio con cuatro equipos del torneo –Italia, Suiza, Austria y República Checa–, frente a los ocho de Adidas o los nueve de Nike. “Si bien el éxito de Italia en la Eurocopa marca una gran victoria para el equipo y la nación, el triunfo es aún mayor para Puma”, considera De Lemus.

Inglaterra renovó su acuerdo con Nike en 2018, lo que le asegura unos ingresos de 33 millones de euros al año hasta 2030. Pero este contrato es ahora una limitación para mejorar el patrocinio de un equipo que ha tenido un gran desempeño, pues la cifra queda muy por debajo de la de Francia (Nike) o Alemania (Adidas), ambas con 44 millones de euros anuales, y no se podrá renovar hasta dentro de nueve años. Nike es uno de los grandes ganadores aquí, ya que Inglaterra vale ahora, al menos, 11 millones más de lo que acordó pagar hace tres años.

Otros ganadores

Los jugadores y su equipo central, así como los agentes y gerentes, se beneficiarán de diferente manera como resultado de la victoria de la UEFA Euro 2020. El equipo italiano sin duda se beneficiará directamente de bonos: los jugadores ganadores del torneo reciben más de 24 millones de euros. Además, gozarán de tarifas de transferencia futuras superiores.

Para calcular el aumento potencial en los valores del mercado de jugadores, solo hay que fijarse el aumento en el valor del equipo francés tras ganar la Copa del Mundo en 2018. Al entrar en el torneo a finales de 2017, el equipo tenía un valor total de más de 817 millones de euros. Sin embargo, a fines de 2018, el valor del equipo había aumentado un 54% a más de 1.267 millones de euros.

Otros beneficios para los jugadores vendrán al aumentarse los ingresos de patrocinio. Las marcas pelean ya por cerrar contratos de patrocinio con jugadores como Gianluigi Donnarumma, Federico Chiesa y Nicolo Barella.

Normas
Entra en El País para participar