Telefónica Chile aprueba el pago de dividendos por 265 millones tras la venta de la filial de fibra

El grupo español será el principal beneficiario dada su participación del 99% del capital

Sede de Telefónica Chile.
Sede de Telefónica Chile.

Telefónica Chile ha dado el visto bueno al pago de dos dividendos, por una cifra conjunta superior a 235.000 millones de pesos (unos 265 millones de euros). Un desembolso que llega tras la venta de parte de la filial de fibra. El proceso está en marcha, según ha explicado la compañía en un hecho relevante remitido a la Bolsa de Chile.

La teleco señala que su consejo de administración acordó distribuir un dividendo provisorio con cargo a los beneficios del ejercicio de 2021, por un importe de 136.133 millones de pesos, por lo que el dividendo a repartir será de 144 pesos por acción. El dividendo será pagado en dinero a partir del 26 de julio y tendrán derecho a él los titulares de la serie única de acciones CTC, inscritos en el registro de accionistas al día 20 de julio de 2021.

Además, el consejo de administración de Telefónica Chile ha convocado a junta extraordinaria de accionistas para el 21 de julio, que se celebrará a través de Microsoft Teams, con el objeto de aprobar el pago de un dividendo eventual con cargo a las utilidades acumuladas de años anteriores, por un monto de 99.264 millones de pesos, es decir, 105 pesos por acción.

Esta retribución sería pagada también en dinero en efectivo a partir del día 10 de agosto de 2021 o en la fecha que determine la junta de accionistas.

El principal beneficiario de esta remuneración será el propio grupo Telefónica, titular de un 99,1% del capital chileno.

El dividendo llega apenas unos días después del cierre de la venta de una participación del 60% del capital de la filial de fibra óptica en Chile al grupo de inversión KKR. La valoración implícita de InfraCo, sociedad que será la encargada de operar y desplegar fibra óptica al hogar (FTTH) en el país sudamericano, derivada de la transacción se estima en 1.000 millones de dólares (aproximadamente 800 millones de euros), lo que representa un múltiplo sobre oibda en 2020 de 18,4 veces, según explicó la operadora.

La teleco señaló que la transacción implica una reducción de la deuda financiera neta del grupo Telefónica de aproximadamente 400 millones de euros.

Con este movimiento, Telefónica Chile parece haber dado un giro a su política de remuneración al accionista. En la junta ordinaria de accionistas celebrada el pasado día 22 de abril se acordó que no habría reparto de dividendos al no existir beneficios durante el ejercicio comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del 2020.

Eso sí, la junta sí facultó al consejo para que, con cargo a las ganancias acumuladas, acordase, en el periodo que va desde aquella fecha y hasta la fecha de la siguiente junta ordinaria de accionistas, el pago de uno o más dividendos eventuales, por los importes y en las fechas que el directorio estimase.

Normas
Entra en El País para participar