Política

Crisis de Gobierno: salen Calvo, Ábalos, González Laya, Campo, Celaá, Rodríguez Uribes y Duque

Calviño asume la vicepresidencia primera e Iván Redondo cede su puesto a Óscar López; Isabel Rodríguez, nueva portavoz y ministra de Política Territorial; María Jesús Montero, ministra de Función Pública además de Hacienda

Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Arancha González Laya, Juan Carlos Campo, Isabel Celaá, Pedro Duque y José Manuel Rodríguez Uribes ya no se sentarán el martes en el Consejo de Ministros. Y Miquel Iceta cambia de departamento. El presidente Pedro Sánchez ha ejecutado en este sábado una crisis de Gobierno, que afecta a ocho ministerios, para emprender la deseada etapa de la recuperación.

En una comparecencia sin preguntas en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha indicado que "una vez superado lo más duro de la pandemia, el nuevo Gobierno tendrá como principal tarea consolidar la recuperación económica y también la creación de empleo y, sin duda alguna, gestionar esa enorme oportunidad que representa a los fondos europeos".

El jefe del Ejecutivo ha apostado por "una modernización y una recuperación que debe ser más verde, más digital y que debe, sin duda alguna, dar respuesta a las demandas de nuestros más jóvenes y fortalecer también la agenda feminista". La edad media del nuevo Consejo de Ministros pasa de 55 a 50 años y el porcentaje de mujeres, del 54% al 63%.

Díaz, Montero, Garzón, Castells y Belarra continúan

El Gobierno de Pedro Sánchez cuenta con 17 ministerios de signo socialista y cinco carteras representadas por miembros de Unidas Podemos. Estas últimas son las de Trabajo, Igualdad, Consumo, Universidades y Derechos Sociales.    Los ministros de la formación morada, Yolanda Díaz, Irene Montero, Alberto Garzón, Manuel Castells e Ione Belarra continuarán en el consejo de Ministros.

Se ha despedido de los ministros salientes con un agradecimiento "sincero y expreso", nombrándolos a todos uno a uno, para después asegurar que el nuevo Gobierno será "el de la recuperación, un Gobierno de mujeres y de hombres para superar por completo la peor calamidad vivida por la Humanidad en décadas y, en consecuencia, de nuestro país". 

Los relevos alcanzan a carteras fundamentales del ala socialista y a las estructuras de coordinación del Gabinete. Uno de los bombazos ha sido la salida de Iván Redondo del Gabinete de Presidencia, puesto de influencia en que se sentará ahora el presidente de Paradores, Óscar López. La remodelación, la primera en profundidad de la presente legislatura, no afecta a las cinco carteras de Unidas Podemos.

El baile de ministros comienza con la marcha de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Su posición a la derecha de Sánchez la toma la ministra de Economía, Nadia Calviño, hasta ahora en la vicepresidencia segunda y persona clave en la negociación de los fondos europeos para la recuperación. Este asceso refuerza a Calviño ante las ministras de perfil económico Montero y Díaz. Si bien, la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aunque pierde la portavocía, asume más responsabilidades: también pilotará Función Pública.

El segundo relevo de calado se produce en la cartera de Transportes, en la que cesa el hombre fuerte en la organización del PSOE, José Luis Ábalos. En su lugar, defenderá la política de infraestructuras y vivienda la que ha sido alcaldesa de Gavá, Raquel Sánchez, descataca figura en el PSC. Para este puesto se especuló con la figura del presidente de Aena, Maurici Lucena.

No continuará la titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien se vio en el centro de la polémica por la reciente crisis con Marruecos. Su puesto será tomado por el embajador de España en París, José Manuel Albares. Antes de su embajada en Francia, había sido punto de apoyo del presidente en el G20 o en la UE.

Tampoco sigue el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, tras los indultos a los líderes del procés. Para el relevo de este último, Sanchez ha optado por la presidenta del Senado, la madrileña Pilar Llop. Y el hueco en la Cámara Alta lo ocupa Ánder Gil.

En Ciencia e Innovación cesa Pedro Duque y entra otra alcaldesa: Diana Morant, titular del ayuntamiento valenciano de Gandía.

Antes que todos estos relevos, la primera incorporación que trascendió esta mañana fue la de Félix Bolaños, hasta ahora secretario general de la Presidencia, quien deja su cargo para ocupar el Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática.

También se incorpora Isabel Rodríguez, alcaldesa de Puertollano, quien da el relevo a Miquel Iceta al frente de Política Territorial. Además, Rodríguez será una de las caras más visibles del Ejecutico al convertirse en nueva portavoz.

El citado Iceta asume el departamento de Cultura. Y Pilar Alegría, delegada del Gobierno en Aragón, sustituye a Isabel Celaá en Educación y Formación Profesional.

Tres vicepresidencias

Además del ascenso de Calviño a la vicepresidencia primera; la segunda queda en manos de Yolanda Díaz, y la vicepresidencia tercera es para Teresa Ribera. Las tres ministras están al frente de potentes carteras económicas.

También es de calado la citada salida de Iván Redondo, quien deja paso al actual presidente de Paradores, Óscar López, en la importante posición de jefe de Gabinete. López formó parte del primer equipo de Pedro Sánchez, para enfrentarse posteriormente a él en primarias.

Sobre estos movimientos fue informada ayer la Vicepresidenta Tercera y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, interlocutora de Sánchez en la parte morada del Ejecutivo. El presidente ha mantenido reuniones esta mañana con los ministros salientes.

En el equipo se ha reforzado el peso femenino, se incorporarán figuras más jóvenes y se cuenta con perfiles de experiencia en la gestión municipal, tal y como avanzó esta mañana la SER. Los nuevos miembros tomarán posesión de sus cargos este lunes y ya se sentarán en el Consejo de Ministros del martes.

Desde la oposición, ha sido el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, quien ha marcado la posición crítica: "No hay cambio de ministros que le vaya a permitir remontar el vuelo", ha señalado en su cuenta de Twitter. Poco después era la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, quien afirmaba en un acto en San Sebastián que el problema del Gobierno "no son sus ministros". Gamarra ha reclamado a Pedro Sánchez que se marche y disuelva las Cortes, según informa EP.

Toma de impulso

A la legislatura le restan 30 meses decisivos marcados por el despliegue de la agenda social, digital, feminista y verde, así como por la llegada de los fondos europeos para la recuperación económica. Sobre esta crisis de Gobierno se viene especulando desde hace semanas.

El presidente busca un revulsivo tras el batacazo electoral del PSOE en la Comunidad de Madrid, con la incontestable victoria de la popular Isabel Díaz Ayuso, y ante el crecimiento del PP en las encuestas. La decisión llega tras un paso que marca la acción del Ejecutivo, como es la de los  indultos a los líderes independentistas del procés. De hecho, una de las prioridades en los próximos meses, junto a la superación de los peores efectos de la pandemia, es la de encauzar el diálogo con el Gobierno de la Generalitat de Cataluña.

Pero posiblemente han sido los incesantes rumores los que han acelerado unos cambios que bien podrían haberse producido en septiembre, semanas antes del 40º Congreso del PSOE fijado para el mes de octubre.

Sánchez ya ajustó en enero su gabinete, cuando Carolina Darias relevó a Salvador Illa en Sanidad y Miquel Iceta, líder del PSC, entró como ministro de Política Territorial, en sustitución de Darias. En marzo, Ione Belarra asumió las competencias del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 tras la renuncia de Pablo Iglesias.

Normas
Entra en El País para participar