Logística

El gigante del 'parking' Saba toma el 51% del distribuidor de última milla Geever

La firma de paquetería potenciará el uso de los aparcamientos de Barcelona como 'microhubs' para el reparto

El presidente de Geever, Salvador Alemany, junto al CEO Pere Roca.
El presidente de Geever, Salvador Alemany, junto al CEO Pere Roca.

El grupo de aparcamientos Saba ha cerrado su operación de entrada en la compañía logística Geever con la toma de un 51% del capital. La apuesta por la distribución en la última milla es decidida: Saba diversifica la labor de sus parkings cediendo espacio al almacenamiento y gestión de paquetería y la citada Geever reparte desde los mismos, de momento, en la ciudad de Barcelona.

El presidente de Saba, Salvador Alemany, también presidirá la nueva filial, mientras que los otros accionistas de referencia, la firma de logística Districenter y Pere Roca, se reparten la vicepresidencia (Jordi Archs) y el cargo de consejero delegado, respectivamente.

Saba y Geever anunciaron el acuerdo el 28 de abril, pero entonces no trascendieron las participaciones. Ambas empresas colaboran con su modelo de distribución urbana desde hace más de tres años en la Ciudad Condal: los aparcamientos de Saba sirven de microhubs y la repartidora ha conseguido reducir las entregas fallidas a menos de un 10%.

El cambio de control de la firma logística, articulado a través de una ampliación de capital, buscará potenciar su desarrollo en Barcelona (pasará en el corto plazo de cinco a nueve aparcamientos) y, posteriormente, el salto a otras ciudades en las que Saba cuenta con aparcamientos. Desde la dirección se ha hablado esta mañana de una alianza que aporta una solución al problema de la contaminación y congestión urbana.

Ventajas

Salvador Alemany ha insistido en la estrategia de Saba para convertir aparcamientos, con localizaciones estratégicas en el centro de las ciudades, en modos de movilidad sostenible. Para convertirse en puntos neurálgicos del vehículo eléctrico, sharing, movilidad unipersonal o el reparto de mercancías, cuentan con la ventaja del citado emplazamiento, estar abiertos las 24 horas y el avance en la instalación de puntos de recarga.

La compañía de aparcamientos de CriteriaCaixa pretende convertir a Geever en “uno de los principales actores de la movilidad de la última milla”, ha afirmado Alemany.

Pere Roca se ha referido a la oportunidad que supone para las urbes la entrada nocturna de las mercancías en los microhubs de distribución; la distribución de proximidad mediante vehículos sostenibles; el fomento de la figura del repartidor de barrio con contrato laboral, y la mejora en la gestión de la paquetería. Y es que además de servir como puntos de partida, los aparcamientos harán de puntos para las devoluciones.

Geever opera en Barcelona a través de 39 puntos, de los que 17 son aparcamientos públicos (Saba, Bamsa y BSM) y 22, trasteros. La previsión es consolidar una red basada solo en aparcamientos, con 60 puntos en la ciudad.

La distribución de última milla, se ha comentado esta mañana, puede legar a ocasionar el 40% de las emisiones y el 20% de la congestión en ciudades como Madrid o Barcelona. El crecimiento previsto de la demanda en reparto de última milla, de la mano del comercio electrónico, es del 78% en 2030, con el consiguiente efecto medioambiental y de costes.

Normas
Entra en El País para participar