Infraestructuras

Saba entra en la firma de paquetería Geever en su plan de crear centros logísticos en sus 'parkings'

El operador de aparcamientos de CriteriaCaixa cerró 2020 en pérdidas por la pandemia y negocia 125 procesos de reequilibrio en sus concesiones

El consejero delegado de Saba, Josep Martínez Vila, junto al presidente de la compañía, Salvador Alemany, en la junta de accionistas celebrada esta mañana.
El consejero delegado de Saba, Josep Martínez Vila, junto al presidente de la compañía, Salvador Alemany, en la junta de accionistas celebrada esta mañana.

La entrada en el capital del operador de distribución de última milla Geever ha sido el último paso del gestor de aparcamientos Saba en la estrategia de utilizar sus instalaciones como centros logísticos en el corazón de las ciudades. La compañía que dirigen Salvador Alemany y Josep Martínez Vila ha celebrado junta de accionistas esta mañana, en la que se ha desvelado la operación corporativa acordada con la catalana Districenter.

Ambas entidades mantenían colaboración desde hace dos años, en los que Geever ha utilizado cinco aparcamientos de Saba en Barcelona como puntos de almacenamiento y distribución de paquetería. Esta previsto que su presencia se eleve a cuatro emplazamientos adicionales.

Saba habla de hubs, con servicio ininterrumpido, de servicios de movilidad en zonas estratégicas de las ciudades. En ellos aspira a dar servicio tanto a vehículos de todo tipo como a mercancías. La propia Geever ha experimentado una bajada del 50% en sus entregas fallidas gracias al acuerdo con el gigante del parking.

En el sector de la paquetería se estima que solo entre Madrid y Barcelona se alcanzan los nueve millones de recorridos con entregas fallidas cada año, representando un 15% del total. En estas ciudades se mueven 40 millones y 22,6 millones de paquetes al año, respectivamente. El consejero delegado de Saba, Martínez Vila, ha explicado que su empresa contribuye a la cultura de la recogida de las compras por internet en taquillas de e-commerce, que también permiten la devolución de las mismas, reduciendo el tráfico y la contaminación. Saba tiene acuerdos con Pudo y Amazon en España, con esta última en Reino Unido y con Inpost en Italia.

Cierre del año de la pandemia en rojo

Al margen de este movimiento, Saba ha presentado el balance de 2020, con un descenso del 34% en los ingresos de explotación, hasta los 198 millones de euros, y del 48% en el ebitda, que cae a 72 millones. El ejercicio concluyó en pérdidas de 44 millones para la firma de CriteriaCaixa (99,5% del capital) por el notable impacto de la pandemia en la movilidad. De hecho, la rotación en sus aparcamientos se redujo un 47% respecto a 2019, al tiempo que la cifra de abonados descendió un 15%. La deuda financiera neta es de 616 millones.

La empresa tiene presentadas en la actualidad 125 solicitudes de reequilibrio de sus concesiones por el efecto del virus. Se piden alargamientos en los plazos concesionales, compensaciones por la caída de ingresos o rebajas de canon, dependiendo del tipo de contrato. A lo largo de la crisis sanitaria, Saba ha tenido que mantener sus parkings abiertos, al ser considerados esenciales.

El presidente, Salvador Alemany, ha hecho énfasis esta mañana en la necesidad de encontrar fórmulas equitativas que regulen los reequilibrios y que aseguren la continuidad del modelo de colaboración público-privada. “De la buena gestión de este reequilibrio dependerá la credibilidad futura de nuestro modelo de colaboración público-privada y la confianza de los inversores internacionales a la hora de financiar proyectos vitales para la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo en la postpandemia,” ha asegurado.

Pese al duro momento, Saba invirtió 31 millones el año pasado, de los que un 50% se dedicaron a proyectos de expansión. Destacan los 7,5 millones de euros destinados para la adquisición del aparcamiento “Gran Bulevar”, en Oviedo.

Saba tiene una plantilla de 2.068 personas y está presente en 182 ciudades de nueve países de Europa y América Latina. Gestiona 1.155 aparcamientos y 387.379 plazas. La vida media de sus contratos concesionales es de 20 años.

Normas
Entra en El País para participar