Comercio electrónico

ManoMano levanta 300 millones más para acelerar el crecimiento en España

El marketplace de bricolaje eleva su valoración a 2.200 millones de euros

Contratará a 100 nuevos empleados en su oficina de Barcelona

Philippe de Chanville y Christian Raisson, fundadores de ManoMano.
Philippe de Chanville y Christian Raisson, fundadores de ManoMano.

ManoMano, el marketplace francés dedicado a la venta de productos de bricolaje y jardinería, capitaliza el crecimiento de ventas que viene registrando en los últimos años. La compañía, líder en su segmento a nivel europeo, acaba de cerrar una ronda de financiación por un total de 355 millones de dólares, 300 millones de euros al cambio actual, la mayor de las que ha realizado hasta la fecha. En total ha acometido ocho desde su fundación por una suma de 725 millones de dólares, más de 600 millones de euros.

En la recién finalizada, la compañía ha dado entrada a un nuevo inversor, Dragoneer Investment Group, que ha liderado las nuevas aportaciones. También han participado los inversores ya presentes en su capital: Temasek, General Atlantic, Eurazeo, Bpifrance a través de Large Venture Funds, Aglaé Ventures, Kismet Holdings y Armat Group. Con esta operación, ManoMano se convierte en un nuevo unicornio europeo, es decir, una startup no cotizada con más de 1.000 millones de valoración, al alcanzar los 2.200 millones de euros.

El e-commerce utilizará los fondos, sobre todo, para acelerar su crecimiento en dos mercados clave: España e Italia. Lo hará a través del servicio ManoMano Pro, dirigido a clientes profesionales, que ya ha lanzado en ambos países, pero que quieren hacer crecer. “Tenemos la ambición de alcanzar el mismo éxito que en Francia, donde uno de cada cinco pequeños profesionales ya están registrados”, explican sus fundadores y consejeros delegados, Philippe de Chanville y Christian Raisson.

En el caso español, ambos destacan que el mercado nacional “vive actualmente su época dorada del comercio electrónico. Este es un año que se anuncia con una aceleración en todos nuestros mercados, y especialmente de consolidación en España”, apuntan.

ManoMano, cuyas ventas crecieron un 120% en el país el año pasado hasta 120 millones, y que ve un potencial para llegar a los 1.000, también reforzará su oficina de Barcelona, la única que tiene fuera de Francia, y donde emplea a 130 personas. A ellos se sumarán otros 100 perfiles tecnológicos este año. “España es una verdadera mina de oro de talento tecnológico”, dicen los fundadores.

A nivel global duplicará la plantilla para llegar a los 2.000 empleados a finales de 2022. Hay que recordar que la compañía también tiene una plataforma logística en Tarragona.

Normas
Entra en El País para participar