Inversión

Las cotizadas desempolvan el dividendo del verano

Repartirán 7.000 millones de euros gracias al regreso de los beneficios aunque aún por debajo de los niveles del verano de 2019

Dividendos verano Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Llega el verano, las vacaciones y con él, también los dividendos. En junio, sobre todo en julio, muchas cotizadas españolas optan por premiar la fidelidad de sus accionistas mediante el pago de cupón. Tras el verano atípico que se vivió en 2020 por culpa de la crisis del Covid-19 y que llevó a muchas compañías a suspender sus pagos, a otras a recortarlos y a muchas de ellas a variar los calendarios de repartos, este verano las cotizadas harán el esfuerzo de ir recuperando la normalidad en sus políticas de retribución al accionista, a medida que se han ido reactivando también los ingresos y los beneficios.

En las próximas semanas, una veintena de compañías españolas repartirán algo más de 5.000 millones de euros en dividendos. A esta cifra hay que añadir los ya desembolsados durante este mes de junio y que superan los 2.000 millones gracias en parte a los 1.000 millones repartidos por Telefónica en su último dividendo, pero también a los desembolsos realizados por CaixaBank, que hizo el primer pago tras la integración de Bankia, y los de Grifols y Acerinox.

En las próximas semanas, valores muy importantes del Ibex tienen una cita con los accionistas. Dejando de lado el cupón de Telefónica de junio, en las próximas semanas el mayor desembolso correrá a cargo de Iberdrola. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán entregará hasta 1.600 millones de euros en su próximo scrip dividend. Este nuevo dividendo elección arrancará el próximo 7 de julio y el pago para aquellos que soliciten el dividendo en efectivo se hará el 29 del mismo mes. Otra eléctrica, Endesa, será otra de las cotizadas que supere los 1.000 millones de euros con su próximo dividendo. Concretamente, desembolsará 1.390 millones de euros. Todo aquel inversor que quiera cobrar este cupón tiene hasta el próximo lunes para comprar acciones y poder percibir este pago de 1,3136 euros brutos por cada acción.

En el calendario de reparto de las próximas semanas destacan los cupones de Repsol, que desembolsará alrededor de 500 millones y que paga el próximo 7 de julio; Red Eléctrica, que repartirá algo más de 400 millones de euros con su cupón de 0,7273 euros por acción del 2 de julio; los algo más de 200 que entregará Acciona el próximo 7 de julio, y otros 260 millones de Enagás, otra de las empresas que no han renunciado a premiar la fidelidad de sus accionistas.
Pese a que los pagos van recuperándose de la crisis provocada por la pandemia, aún están lejos de los niveles previos al Covid-19. En 2019, las cotizadas españolas repartieron cerca de 8.000 millones durante el verano, alrededor de 1.000 millones más que en la campaña estival de 2021. “Evidentemente las compañías más cíclicas, cuyos resultados sufrieron mucho en 2020, serán las que muestren un mayor incremento de sus dividendos. Suelen pagar en función de un pay out determinado, aunque, como consecuencia de la crisis, muchas lo han revisado a la baja para este año, dada la todavía elevada incertidumbre y con objeto de mantener caja”, explica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

Otras muchas cotizadas suspendieron sus pagos y aún no los han recuperado. Es el caso sobre todo de los sectores vinculados al turismo. “Algunos sectores tardarán mucho más en recuperarse que otros (el de los viajes es el más obvio), mientras que cualquier sector que siga recibiendo un apoyo gubernamental significativo tendrá dificultades para pagar dividendos”, explica Jane Shoemake, gestora de carteras de clientes en Janus Henderson.

“Viajes y ocio es uno de los sectores también más castigados, necesitará al menos un año más para recomponer sus cuentas y para poder establecer hasta qué punto el final de la pandemia y las restricciones devuelven su negocio a los niveles previos”, explica Patricia García, socia fundadora de MacroYield.

Dentro del sector turístico, IAG era una de las que, tradicionalmente, pagaba dividendo en los meses de verano, al igual que Amadeus. Aunque estas compañías no han dado pistas de cuándo retornarán al dividendo, las previsiones de FactSet apuntan a que, con cargo a los resultados de 2021, la compañía española de reservas de viajes online podría pagar 0,15 euros frente los cero euros de un año antes.

La fórmula del scrip dividend, lejos de desaparecer, se ha convertido en el gran aliado de las cotizadas que se han esforzado en mantener la retribución al accionista. Durante estos meses, han sido muchas las compañías que han recurrido a esta fórmula. En los scrip dividend que están actualmente en marcha destacan el de Reig Jofre, que el próximo lunes hace efectivo el pago del cupón para los que eligieron esta opción, y los del sector constructor. Sacyr hará efectivo el pago del dividendo el próximo martes 29 y repartirá 0,054 euros por acción y ACS pagará el efectivo el 8 de julio, por un importe de 1,26 euros brutos por acción.

Pendientes de la banca

Pero la clave de la recuperación de los dividendos está en el sector bancario y su regreso a la retribución al accionista, tras las limitaciones marcadas por el BCE con la crisis. Bank of America se muestra especialmente optimista, al esperar un reparto de dividendos en la banca europea de 186.000 millones de euros desde este año a 2023. La firma estadounidense apunta al “momento positivo” en los beneficios bancarios y añade que sus estimaciones no incluyen siquiera los 33.000 millones de dividendos con cargo a 2019 y 2020 aplazados a causa de la pandemia.

El BCE estableció una primera limitación en marzo de 2020, por la que urgió a los bancos a renunciar al pago de dividendos. En diciembre pasado, levantó la mano permitiendo a los bancos entregar este año como máximo el 15% de sus beneficios acumulados de 2019 y 2020, una limitación que está en principio vigente hasta septiembre.

En Bank of America calculan que los bancos europeos ya repartirán entre sus accionistas 20.000 millones de euros a finales de año y estiman que la retribución que recibirán de aquí a 2023 será superior en más de cuatro veces a lo recibido entre 2016 y 2018, con anterioridad a cualquier efecto provocado por la pandemia. Además, señalan que sus estimaciones contemplan el regreso a un pay out normalizado del 50%.

Pese al esfuerzo que están haciendo las cotizadas para volver a recuperar los dividendos previos a la crisis, los expertos creen que tardarán en recuperarse aquellos niveles, con sectores aún tocados como el turismo o la banca. Para Jane Shoemake, de Janus Henderson, “no habrá un retorno significativo de los dividendos bancarios hasta que el ejercicio 2022 haya terminado, por lo que se pagarán en 2023. Por lo tanto, dado el tamaño de los bancos en España, el total de los dividendos españoles no volverá a los niveles de 2019 hasta 2023 como muy pronto”. A nivel global, la recuperación llegará mucho antes y la firma mejora sus perspectivas de dividendos para 2021 tras cerrar el primer trimestre con solo una caída del 2,9% respecto al mismo periodo de 2020.

Normas
Entra en El País para participar