Industria

Trujillo fabricará los diamantes que sustituirán a los chips

La empresa estadounidense Diamond Foundry invertirá 670 millones en esta nueva planta en Extremadura

Trujillo fabricará los diamantes que sustituirán a los chips

La empresa estadounidense Diamond Foundry construirá en Trujillo (Cáceres) su primera factoría europea para la fabricación de diamantes artificiales para uso industrial como semiconductores con una tecnología punta pionera en el mundo, que supondrá una inversión de 800 millones de dólares (unos 670 millones de euros) y la creación de 300 empleos directos.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha firmado este viernes en Mérida un protocolo con el consejero delegado de Diamond Foundry, Martin Roscheisen, para la puesta en marcha del proyecto, que será cien por cien sostenible y libre de emisiones, ya que el 100% de su consumo será a través de energías renovables, y se nutrirá de una planta fotovoltaica de 120 megavatios (MW).

El acuerdo también ha sido rubricado por el presidente de Kishoa Powen Energía Renovables, Rafael Benjumea, la otra empresa implicada el proyecto, y el secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Raúl Blanco.

Diamond Foundry, que se fundó en 2012 en Silicon Valley (California) y cuenta entre sus inversores con el actor Leonardo DiCaprio, tiene en EE UU una fábrica dedicada a la producción de diamantes artificiales para el sector de la joyería, pero la producción de la futura factoría de Trujillo, la primera que se construirá fuera de EE UU, se destinará para su aplicación como material de superconducción debido a la falta de semiconductores (o "chips") en Europa, y en concreto en la industria automovilística.

El objetivo es contar con todos los permisos necesarios en un año o año y medio, y a partir de entonces iniciar la construcción, que durará dos años, según ha estimado Benjumea, que ha desvelado que ha habido interés de China y Emiratos Árabes Unidos por este proyecto.

Los diamantes artificiales se obtendrán con la tecnología de reactor de plasma patentada de Diamond Foundry, que necesita de mucha energía y que obtendrán de una planta de autoconsumo solar fotovoltaico de 120 MW de potencia hibridada con un sistema de baterías de hasta 60 MW de potencia.

Es la tecnología más avanzada para la producción de diamantes sintéticos por su tecnología disruptiva y altas capacidades, al tratarse del primer productor de obleas de diamantes de un solo cristal en el mundo, según el Ministerio de Industria.

A los seis u ochos meses ya habrá una primera producción con los primeros reactores instalados, ha apuntado Benjumea. El producto resultante también se puede destinar a la tecnología 5G y los vehículos eléctricos.

A juicio de Blanco, es el proyecto "más curioso e innovador" que ha entrado en los tres últimos años en el Ministerio de Industria. La fábrica se levantará en unos terrenos de 30.000 metros cuadrados en Trujillo y necesitará de empleados cualificados, que serán locales y que recibirán una formación específica.

La instalación, muy novedosa y limpia y respetuosa con el medio ambiente, según Roscheisen, será financiada con fondos propios de las dos empresas, ayudas públicas y préstamos.

Normas
Entra en El País para participar