Más de la mitad de las pymes creen que les irá mejor en doce meses

Un 38% de las empresas españolas considera que la pandemia dejará de tener un impacto negativo en su negocio durante la primera mitad de 2022.

pymes pandemia

El 60% de las empresas afectadas por la Covid-19 cree que su situación mejorará en los próximos doce meses. El último Informe Europeo de Pagos de Intrum sitúa a España entre los países europeos más optimistas sobre la recuperación de las pymes españolas.

El estudio ha analizado la salud financiera de las empresas de 29 países de toda Europa. De acuerdo a los resultados del estudio, un 38% de las empresas españolas considera que la pandemia dejará de tener un impacto negativo en su negocio durante la primera mitad de 2022.

Además, un 17% de las compañías encuestadas calcula que la situación provocada por la pandemia se revertirá mucho antes de 2022. El resto de los encuestados piensa que la situación se alargará más allá de los próximos 12 meses.

El CEO de Intrum España, José Luis Bellosta, ha advertido que tras un año de pandemia, el tejido empresarial español “se ve en disposición de hacer balance sobre el impacto que la crisis sanitaria ha tenido en su negocio”. Según él, todavía hay “bastante incertidumbre, pero las vacunas y la progresiva reactivación de la actividad están llevando a las empresas a empezar a tener una perspectiva más optimista”, ha añadido indicando que 6 de cada 10 compañías encuestadas en España “están seguras de que la situación mejorará en los próximos doce meses”.

En los primeros puestos europeos

De los 29 países encuestados, las empresas españolas están en los primeros puestos de Europa que esperan que la Covid-19 deje de tener consecuencias financieras en un máximo de 12 meses. Un 55% de las empresas así lo cree. Por su parte, un 58% de las empresas griegas e irlandesas considera que las consecuencias financieras terminarán en un año, frente a un 57% de empresas noruegas, un 57% de las suizas y un 56% de las suecas y de las de Reino Unido.

Pese a las previsiones optimistas, el CEO de Intrum pide no relajarse. “Todavía nos encontramos en un contexto de incertidumbre, donde el fin de las moratorias o de las ayudas estatales podría afectar a la salud financiera de las empresas que se han estado beneficiando de estas ayudas”, añade.

Normas
Entra en El País para participar