La apuesta de Mubadala por En+ refleja menor temor a las sanciones

El fondo soberano emiratí compra el 2,6% del grupo ruso vigilado por EE UU

Oleg Deripaska, principal accionista de En+.
Oleg Deripaska, principal accionista de En+. reuters

Emiratos Árabes Unidos se está metiendo en los juegos de poder rusos. El fondo soberano Mubadala ha comprado el 2,6% de En+ a Polina Yumasheva, exmujer del principal accionista del grupo ruso de energía y aluminio, Oleg Deripaska. Implícitamente, está adoptando una postura más relajada sobre el riesgo de que vuelvan las sanciones de EE UU.

En cierto modo, la inversión no es excepcional. En 2020 invirtió la cifra récord de 29.000 millones de dólares, y ya tiene intereses en Rusia y planes en energía verde en Gran Bretaña. En+ tiene una participación mayoritaria en el grupo de aluminio Rusal, que acaba de anunciar que separará sus actividades más contaminantes. La nueva inversión habrá costado apenas 200 millones, suponiendo que fuera a precios de mercado.

Hay un pero. Cuando Washington sancionó a Deripaska en 2018, su 70% de En+ significó que la empresa y Rusal recibieron el mismo trato. Sus recibos de depósito global y sus acciones cotizadas en Hong Kong perdieron rápidamente la mitad de su valor. La baza de Mubadala es un acuerdo alcanzado entre el presidente de En+, Greg Barker, y el Tesoro de EE UU, que formó un cortafuegos entre el oligarca y la empresa. Deripaska redujo su participación por debajo del 50%, su control de voto cayó al 35% y se le prohibió pedir préstamos contra sus acciones o cobrar dividendos.

Parece tranquilizador. Pero el acuerdo deja claro que, si el oligarca vuelve a controlar el consejo, tanto En+ como Rusal afrontarían de nuevo a sanciones. Bloomberg informó en diciembre de que autoridades europeas no identificadas contaron a homólogos de EE UU que Deripaska conservaba una importante influencia. Rusal y En+ lo desmintieron.

Un motivo de consuelo es que las acciones de ambas empresas han recuperado su aplomo anterior a las sanciones, después de tres años de cotizar con descuento. Ello sugiere que quizá los inversores estén ahora más tranquilos. La firma de análisis rusa Sova Capital considera que el valor razonable de En+ es de 16,7 dólares por GDR, frente a los 11,8 actuales. Si acierta sobre los riesgos, Mubadala podría estar consiguiendo una ganga.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías