El Ibex recupera el músculo perdido: sube un 1,3% y se hace con los 9.000 puntos

Las Bolsas europeas tratan de sacudirse los temores inflacionistas

Bolsa
Agentes de bolsa trabajan en el parqué de la Bolsa neoyorquina. EFE

Tras la tempestad llega la calma. Esa fue la premisa que se impuso hoy en las Bolsas. La inflación y las expectativas de retirada de los estímulos seguirán marcando el compás de los mercados en los próximos meses, pero de momento no hay una fecha prevista para que las perspectivas se transformen en realidad. Eso unido a la mejora de los datos macroeconómicos contribuyó a que ayer los inversores cambiaran las pérdidas por las ganancias, una tendencia generalizada en Europa que se dejó sentir con mayor intensidad en las Bolsas periféricas.

El Ibex 35 y el Mib italiano fueron los índices del Viejo Continente más alcistas con subidas del 1,34% y 1,38%, respectivamente. El mayor apetito por el riesgo llevó al selectivo español a reconquistar los 9.000 puntos en la que fue su mejor sesión desde el 15 de mayo. Aena (3,19%), Cellnex (2,87%) y ArcelorMittal (2,57%) fueron los valores más alcistas. En una jornada en la que las farmas celebraron las previsiones de vacunación mundial anunciadas por las OMS. El organismo ha señalado que además de las primeras dosis para lograr la inmunidad en los próximos años la población de riesgo deberá recibir una dosis de refuerzo anual mientras que el resto repetirán la inyección cada dos años. Aunque Pharma Mar no participa en la producción de los sueros existentes hasta el momento, la compañía se contagió de las ganancias y subió un 2,33%. Solo IAG (-1%), CIE Automotive (-0,24%) y Merlin (-0,13%) escaparon a los ascensos.

En una jornada intensa en lo que a referencias macroeconómicas se refiere, la confianza empresarial alemana en el mes de junio (repuntó a los 101,8 puntos, por encima de los 100,6 esperados), la confirmación del crecimiento de EE UU en el primer trimestre (el PIB subió un 6,4% en tasa interanual) y las peticiones semanales de desempleo (411.000 solicitudes, 31.000 más de las previstas) fueron las que más influencia tuvieron en los mercados. En este contexto de recuperación, el Dax alemán se anotó un 0,86%; el Cac francés un 1,22% y el FTSE británico, un 0,51%.

Al otro lado del Atlántico y con los inversores pendientes de un acuerdo cada vez más cercano para sacar adelante el programa de infraestructuras, el S&P 500 (0,6%) y el Nasdaq (0,9%) marcaban nuevos máximos históricos al cierre de los mercados europeos. "Deberíamos esperar que los mercados muestren una mayor sensibilidad a los datos económicos a partir de ahora, ya que los inversores han acogido la idea de que está cambiando el ciclo monetario", explicó el analista Paul O'Connor, de Janus Henderson Investors.

En la renta fija, un mercado que en los últimos meses centra todas las miradas por su dependencia de las políticas monetarias, las rentabilidades de la deuda hicieron un alto en el camino. A ello contribuyó la decisión del Banco de Inglaterra de mantener sin cambios los tipos y el programa de compra de deuda. El bono español a 10 años cayó al 0,43% con el alemán al mismo plazo en el -0,188% y el estadounidense al filo del 1,5%.

El Brent sumó una nueva jornada más al alza y se mantiene por encima de los 75 dólares, máximos de dos años.

Normas
Entra en El País para participar