Indicadores económicos

La confianza empresarial alemana supera las previsiones por el optimismo ante el segundo semestre

El indicador Ifo aumentó en junio a 101,8 puntos frente a los 99,2 de mayo

Trabajadores de Mercedes-Benz en la fábrica de la ciudad alemana de Ludwigsfelde.
Trabajadores de Mercedes-Benz en la fábrica de la ciudad alemana de Ludwigsfelde. Getty images

La confianza empresarial ha subido de nuevo en junio en Alemania porque "las empresas valoraron su situación mucho mejor" y ha aumentado el optimismo respecto al segundo semestre. El índice de confianza empresarial en el conjunto de Alemania del Instituto de Investigación Económica alemán (Ifo) ha aumentado en junio hasta 101,8 puntos, desde los 99,2 de mayo. Hace un año este indicador de confianza de la economía alemana se situaba en 86,2 puntos.

"La economía alemana se quita de encima la crisis del coronavirus", dijo el presidente del Ifo, Clemens Fuest.

En el sector manufacturero, la confianza empresarial ha mejorado hasta su nivel máximo desde abril de 2018 porque "las empresas están notablemente más satisfechas con su situación empresarial actual", aunque sus expectativas eran algo menos optimistas.

La situación es en general muy buena en todas las industrias, pero especialmente en las empresas manufactureras de maquinaria y equipamiento y en la industria eléctrica y de electrónica. Muchas empresas manufactureras están preocupadas por el aumento de los cuellos de botella en productos intermedios.

En el sector de servicios, la confianza empresarial se ha incrementado en junio por la apreciable mejora de los indicadores de la situación actual y de las expectativas. Los sectores de logística y de servicios de tecnología de la información consideran que sus negocios son especialmente buenos. Además, los proveedores de servicios esperan un "fuerte crecimiento de las ventas", incluso, en la industria hotelera, muy afectada por la crisis.

En el comercio, la relajación de las medidas de confinamiento ha mejorado enormemente la confianza empresarial sobre todo en el comercio minorista, que ha visto la mayor mejora de su situación actual hasta ahora.

En la construcción, la confianza empresarial ha mejorado un poco porque la valoración de la situación actual se ha mantenido y las expectativas han mejorado, aunque siguen siendo pesimistas, además, hay problemas de escasez de materiales.

Normas
Entra en El País para participar