Telefónica Brasil aprueba un nuevo dividendo y alcanza los 223 millones en 2021

La filial insiste en su estrategia de alta remuneración a los accionistas

Sede de Telefónica Brasil en Sao Paulo.
Sede de Telefónica Brasil en Sao Paulo.

Brasil vuelve a ser un generador de caja clave para Telefónica a través de los dividendos abonados por la filial en el gigante brasileño. Así, el consejo de administración de Telefónica Brasil ha aprobado una nueva remuneración para los accionistas, a través de la fórmula de interés de capital propio, tradicional de las compañías del país.

En este caso, el importe bruto de esta nueva retribución para los inversores, con cargo ya a las cuentas del ejercicio de 2021, asciende a 630 millones de reales (unos 105 millones de euros). Tendrán acceso a este dividendo los accionistas registrados antes del próximo 30 de junio.

Desde principios de año, Telefónica Brasil ha aprobado el pago de dividendos por un importe superior a 1.330 millones de reales (unos 223 millones de euros). La rentabilidad por dividendo hasta abril era del 7,9%, según indicó la compañía en su última presentación corporativa para los inversores.

Telefónica Brasil siempre ha destacado ante la comunidad financiera su estrategia de alta remuneración a los accionistas, gracias a su capacidad para la generación de caja. En el primer trimestre del año, el flujo de caja libre operativo después de arrendamientos ascendió a 2.199 millones de reales, un 3,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Pagos

El interés de capital propio aprobado ahora se abonará antes del 31 de julio de 2022, si bien será el consejo de administración de la operadora el que fije la fecha exacta para el desembolso.

En cualquier caso, Telefónica Brasil ya tiene previstos los próximos desembolsos de dividendos con cargo, en este caso, al ejercicio de 2020. El primer pago tendrá lugar el próximo 13 de julio, por un importe de 2.600 millones de reales. El segundo será el 5 de octubre, por un total de 2.800 millones de reales. Con la suma de ambos desembolsos, el dividendo por acción ascenderá a 3,25 reales.

El primer beneficiario de estas remuneraciones a los inversores será la propia Telefónica, dada su posición de principal accionista de la filial brasileña, con una participación en la compañía del 73,9% del capital. A continuación, se sitúa la gestora Artisan Partners Limited Partnership, con una participación cercana al 5% del capital. Brandes Investment Partners, Blackrock y Macquarie Group, entre otras firmas, tiene una presencia minoritaria.

Además, dentro de este ámbito, Telefónica Brasil tiene vigente en la actualidad un plan de recompra de acciones. Hasta el pasado 30 de abril, la compañía había adquirido en el mercado un total de 5,4 millones de títulos propios, equivalentes a un 0,32% del capital.

Normas
Entra en El País para participar