El Gobierno sopesa suspender el impuesto a la electricidad para abaratar el recibo de la luz

El impuesto a la generación eléctrica grava con un 7% la producción de electricidad

Llegada de los ministros al Congreso de los Diputados este miércoles para la sesión de control al Gobierno.
Llegada de los ministros al Congreso de los Diputados este miércoles para la sesión de control al Gobierno. EFE

El Gobierno prepara medidas coyunturales para bajar el precio de la luz y complementar la reforma en curso del sistema eléctrico. Así lo ha anunciado este miércoles la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en el Congreso de los Diputados con el fin de atajar las fuertes subidas del precio medio de la luz en el mercado mayorista.

En concreto, el Ejecutivo trabaja en la suspensión temporal de elementos fiscales mientras aborda la reforma del mercado eléctrico. Al poco de llegar al Gobierno, en 2018, Ribera decidió suspender la aplicación del Impuesto sobre la generación de la electricidad del 7% que pagan las empresas e introdujo una exención en el impuesto de hidrocarburos para desactivar el gravamen conocido como ‘céntimo verde’ en los combustibles para producción eléctrica.

El Ejecutivo sorprendió a mediados de diciembre del año pasado con un rediseño del actual sistema energético, creado en 2012 por el Ejecutivo del PP. En concreto, se ha aprobado el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) que tiene como fin sacar del recibo el coste de las primas a las energías renovables. Bajo el sistema energético actual son los consumidores (particulares y empresas) los que cargan con los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore), pero ahora se repartirán los esfuerzos.

Asimismo, el Gobierno pretende rebajar el recibo de la luz, tanto para el consumidor doméstico como industrial, poniendo freno la sobrerretribución que percibe en el mercado mayorista la generación de energía mediante las centrales eléctricas no emisoras de CO2 (hidráulicas y nucleares) anteriores a 2005.

El Ejecutivo quiere compensar el impacto que está teniendo en el coste de la electricidad el alza de los precios de CO2 y atajar las posibles consecuencias que esto pudiera tener en la recuperación de las economías domésticas e industrial, con rebajas en la factura de la luz de alrededor del 4,8% y del 1,5%, respectivamente.

En total, las medidas puestas en marcha por el Gobierno harán que las energéticas afronten el pago de unos 8.000 millones de euros. El plan para reducir los llamados beneficios del cielo (windfall profits, en inglés) de las nucleares, hidráulicas y eólicas supondrá un recorte de 1.000 millones de euros de la retribución que reciben las empresas, que también deberán asumir los costes asociados al Recore, de entre 6.500 y 7.000 millones. Transición Ecológica estima que los consumidores domésticos podrían beneficiarse de una rebaja en el coste final del recibo de la luz de hasta un 15% en cinco años.

Por otro lado, Ribera, durante una interpelación dirigida por el PP, ha avanzado que en las próximas semanas el Ejecutivo aumentará el crédito presupuestario previsto para compensar a la industria por el incremento de los costes de CO2 en unos 100 millones de euros.

Ha defendido la necesidad de “una revisión en profundidad” de la fiscalidad asociada a la misma para favorecer la electrificación, la eficiencia y un reparto “justo” de los costes, asociada a la revisión que planteará la nueva directiva europea.

Además de en esta reforma fiscal, el Gobierno trabaja en medidas estructurales para reducir el peso de los combustibles fósiles. La ministra ha resaltado que solo el 13% de la generación eléctrica proviene de combustibles fósiles y que, sin embargo, son estos los que marcan el precio del mercado mayorista que cobran todas las tecnologías, emitan o no CO2 .

“El coste de contaminar ha de pagarlo quien contamina y no lo deben pagar injustamente las familias financiando los enormes beneficios que genera la energía limpia”, ha destacado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho que el precio de la luz ha experimentado un "incremento exorbitante" en junio. El precio medio de la luz en el mercado mayorista dará este jueves un pequeño respiro con una bajada del 1,7% en comparación con el miércoles, aunque que continuará cerca de los niveles alcanzados en enero por la borrasca Filomena.

En concreto, según datos del operador del mercado eléctrico (OMIE), se situará en los 93 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 94,63 euros por MWh del miércoles. El incremento en el precio de la electricidad en lo que va de junio se basa principalmente en el aumento en los precios del gas y de los derechos de CO2, que superan los 51 euros por toneladas, duplicando su valor de hace un año.

Normas
Entra en El País para participar