Salidas a Bolsa

Los Conesa se embolsaron un macrodividendo de Primafrio antes de activar la OPV

La familia fundadora se embolsa 50 millones por la venta de una planta en Alhama de Murcia

Los Conesa se embolsaron un macrodividendo de Primafrio antes de activar la OPV

La familia Conesa, dueños absolutos de Primafrio, han querido exprimir un poco más al líder murciano del transporte por carretera antes de que este salga a Bolsa. Unos meses antes de la operación, la compañía murciana pagó a sus accionistas un dividendo extraordinario, con cargo a sus reservas, de 50 millones, según figura en el folleto de salida a Bolsa remitido ante la CNMV.

Este pago a la sociedad Krone Mur Servifrío –hasta ahora único accionista de Primafrio y tras la salida a Bolsa dueño de entre un 72,5% y un 75% del capital– se remite a la venta de una de las mayores plantas de la compañía. Se trata de la de Alhama, en Murcia, que fue vendida al fondo Ondina Capital, que controla el presidente José Esteban Conesa, presidente de Primafrio. La transportista recibió en esta operación 54,7 millones. A cambio de mantener su uso paga una renta de 2,3 millones anuales durante 10 años.

Fue a través del dinero recibido con esta operación con el que retribuyó a sus accionistas de manera extraordinaria. Del dividendo de 50 millones, 28 millones corresponden con un préstamo concedido a la compañía de la familia Conesa. El resto fueron pagados en efectivo. Fuentes del mercado apuntan a que el pago de este dividendo no tendrá efectos sobre la caja.

Un argumento que esgrime Primafrio en las reuniones de analistas es precisamente su generosa política de retribución a los accionistas. Promete, para los próximos ejercicios, distribuir hasta el 60% del beneficio. En 2020 abonaron 89,3 millones, a razón de 0,14 euros por acción. En 2019 pagaron 15 millones, a 0,025 euros por acción. En 2018 fueron 27 millones, 0,045 por título. En todos los casos por encima del nivel prometido en el folleto de la salida a Bolsa, si bien la cifra de 2020 y 2018 se elevó por el pago de dividendos extraordinarios, al igual que ocurre en 2021.

Financiación

Además de los pagos a los accionistas, Primafrio también da cuenta en el folleto de su salida a Bolsa de las recientes operaciones en deuda que ha realizado. En diciembre la compañía rubricó un acuerdo con el fondo Prudential para la adquisición por este de dos emisiones de bonos por un valor de 75 millones, que no cotizan en ningún mercado. El primer tramo es de 50 millones, vence en 2032 y paga un 2,15% semestral. Los fondos se utilizarán para usos corporativos en general. El segundo tramo es de bonos verdes, con un importe de 25 millones y un cupón del 2,15%. Con este la compañía financiará sus planes en transición energética y en transformación logística.

Además, en los próximos tres años la compañía puede incrementar esta colocación en otros 50 millones, que pueden ser adquiridos por Prudential o por otro inversor. Los bonos limitan, eso sí, el endeudamiento de la firma a las 2,5 veces ebitda. Si alcanza las 3 veces, deberá pagar 50 puntos básicos más de interés. Y obligan a la compañía a pedir permiso para la venta de activos y restringe el pago de dividendos. Fuentes de mercado explican que la razón para de financiación es "tener habilitadas líneas de financiación disponibles".

La compañía cuenta con una deuda financiera neta de 104 millones. Además de los 75 millones de los bonos,tiene otros 76 millones garantizados con su flota.

Normas
Entra en El País para participar