Operación urbanística

Arranca Madrid Nuevo Norte con el convenio entre DCN, Adif y las Administraciones

El promotor formalizará la compra de los terrenos por 1.245 millones

Permitirá el inicio de la urbanización del nuevo barrio

Arranca Madrid Nuevo Norte con el convenio entre DCN, Adif y las Administraciones pulsa en la foto

Último hito para dar el pistoletazo de salida a Madrid Nuevo Norte. En los próximos días está previsto que la empresa promotora Distrito Castellana Norte (DCN) firme junto al Ayuntamiento de Madrid, el Gobierno regional y Adif el conocido como convenio marco. Se trata del último paso que permitirá a la empresa comprar al administrador ferroviario los terrenos por 1.245 millones de euros y, después, comenzar con el proceso de urbanización.

El convenio está ya ultimado y listo para firmar, según distintas fuentes conocedoras del proceso. Inicialmente se barajó su rúbrica entre marzo y abril, pero se pospuso debido a la convocatoria electoral del 4M para la Asamblea de Madrid. Actualmente, las distintas partes están esperando a que Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional, forme su nuevo Ejecutivo para poner fecha al acto. Es previsible que se pueda firmar a finales de este mes o principios de julio.

Este documento es el convenio de infraestructuras que recoge las actuaciones que las Administraciones y DCN deben acometer en distintos aspectos como la estación de Chamartín, las vías, en materia de transporte respecto al metro, cercanías, la canalización de aguas del Canal de Isabel II o las carreteras, entre otros.

Igualmente, ayuntamiento, Comunidad de Madrid, DCN y Adif han acordado crear una comisión técnica de seguimiento, en la que estarán representadas las cuatro partes para vigilar el correcto avance de las infraestructuras y de que se cumplen las respectivas obligaciones.

Pago inicial

En el momento en que esté firmado el documento, DCN ejercerá su histórico derecho de compra sobre los terrenos de Adif, un acuerdo que se remonta a los años noventa aunque posteriormente fue renegociado. El administrador ferroviario, presidido por Isabel Pardo de Vera, es el principal propietario de los terrenos de ese ámbito al norte de la capital, un macrodesarrollo conocido anteriormente como la Operación Chamartín. El promotor pagará a Adif 984 millones más 261 millones de intereses en 20 años, según el pacto alcanzado por las dos partes.

De hecho, de forma casi inmediata DCN desembolsará los 216 millones del primer pago (ver gráfico) en un calendario que se extenderá de esta forma hasta 2041. Con estos recursos, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y Adif podrán asumir parte del coste de la reforma de la estación de Chamartín-Clara Campoamor, una obra que puede alcanzar los 1.000 millones de inversión y para la que en la actualidad se ha convocado un concurso internacional de arquitectura.

Más allá de los recursos que recibirá Adif, la firma del convenio de infraestructuras significa el último paso para dar el pistoletazo de salida a una operación que se ideó en 1993 y que las divergencias políticas y periodos de crisis han retrasado y rediseñado.

Inicio de obras

A partir de ese momento de la rúbrica podrán comenzar a formarse las comisiones gestoras que den como resultado a las juntas de compensación (órgano que agrupa a los dueños de los terrenos) de los tres ámbitos a desarrollar: Las Tablas Oeste; Malmea-San Roque-Tres Olivos y Centro de Negocios Chamartín.

Las juntas de compensación tendrán como cometido ejecutar las obras de urbanización y la reparcelación de los terrenos. Estas obras podrían comenzar ya en 2021. Como propietario del suelo, DCN tendrá mayoría en las juntas del área del centro de negocios (la futura city financiera de Madrid) y en Las Tablas y, a su vez, estará en minoría en el desarrollo del barrio de Fuencarral. DCN cuenta como accionistas con BBVA (75,54% del capital), la socimi Merlin (14,46%) y Grupo San José (10%).

Un coste de más de 5.000 millones

En el nuevo barrio se levantarán 10.400 viviendas, de las que el 20% serán de protección pública. Se prevé una cifra de inversión en urbanización e infraestructuras que supere los 5.000 millones. Además, se construirá la que será la city de oficinas de Madrid junto a la estación.

El proyecto lleva aparejado, además de la reforma de la estación, la construcción de un intercambiador de transportes conectado a Chamartín, tres nuevas paradas de metro y una estación adicional de cercanías en el distrito de Fuencarral, así como de ampliación de los nudos Norte y Fuencarral de carreteras.

Normas
Entra en El País para participar