Peugeot se suma a Renault y VW en la imputación en Francia por falsificar emisiones

La Justicia francesa mantiene su cruzada contra el 'dieselgate'

Logotipo de Peugeot.
Logotipo de Peugeot. EFE

Peugeot pagará una fianza de 10 millones de euros tras ser acusada en Francia de falsificar las emisiones de vehículos diésel, al igual que Renault y Volkswagen.

En un comunicado, el grupo automovilístico Stellantis (PSA y Fiat Chrysler Automobiles) ha defendido la inocencia de la marca y ha explicado que de los 10 millones que pagará Peugeot, ocho de ellos serán utilizados para posibles multas o daños y perjuicios, mientras que los otros dos servirán para asegurar la representación de la empresa en los tribunales.

Además, también tendrá que aportar una garantía bancaria de 30 millones de euros para hacer frente a una posible compensación. La compañía está estudiando sus opciones de defensa al respecto y ha indicado que otras dos marcas del grupo, Citroën y FCA Italia, han sido convocadas a comparecer ante el tribunal este jueves y en el mes de julio, respectivamente, como parte de la misma investigación.

"Las empresas creen firmemente que sus sistemas de control de emisiones cumplieron con todos los requisitos aplicables en aquellos momentos y continúan haciéndolo y esperan la oportunidad de demostrarlo", ha subrayado Stellantis.

Los investigadores franceses acusan de fraude al consumidor a Peugeot por la venta de vehículos de diésel Euro 5 en Francia entre 2009 y 2015 que emitían más de lo que establecían.

Normas
Entra en El País para participar