La cúpula de Telefónica aterriza en el consejo de la nueva Virgin Media O2

Pallete, Vilá, Abasolo y Erskine representarán a la compañía en la teleco británica

Liberty también recurre a su comité ejecutivo

Ángel Vilá, José María Álvarez-Pallete y Laura Abasolo.
Ángel Vilá, José María Álvarez-Pallete y Laura Abasolo.

Telefónica ya ha nombrado a sus cuatro representantes para el consejo de administración de la nueva Virgin Media O2 (VMED O2 UK Limited en términos societarios), la filial británica compartida al 50% con Liberty Global, que inició sus operaciones de forma oficial la pasada semana. En este caso, la operadora española ha optado por los principales miembros de su cúpula directiva.

Así, los consejeros de Telefónica en esta compañía son José María Álvarez-Pallete, presidente de la operadora; Ángel Vilá, consejero delegado; y Laura Abasolo, directora general de Finanzas, Control y Desarrollo Corporativo.

El cuarto representante del grupo es Peter Erskine, consejero delegado de la antigua O2 en la época en la que la teleco fue adquirida por Telefónica. Erskine es uno de los consejeros más veteranos de la propia Telefónica (se incorporó al consejo en 2006) y está presente también en el consejo de supervisión de Telefónica Deutschland. El directivo londinense es un gran conocedor del mercado británico de las telecos, de hecho, empezó a trabajar en BT en 1993.

En línea con Telefónica, Liberty también ha optado por recurrir a algunos de los principales integrantes de su cúpula directiva como representantes en VMED O2 UK. Entre ellos destacan Mike Fries, CEO del propio grupo estadounidense; Andrea Salvato, vicepresidente senior y jefe de Desarrollo Corporativo de Liberty (encargado de supervisar las fusiones y adquisiciones); y Enrique Rodríguez, vicepresidente ejecutivo y Chief Technology Officer de la operadora.

Presidencia

El secretario del consejo de VMED O2 UK es Enrique Medina, nombrado por Telefónica. En su última etapa, ha sido Chief Policy Officer del grupo español. El primer presidente será Mike Fries, en función del acuerdo entre ambos socios para una presidencia rotatoria cada dos años.

El hecho de que Telefónica haya elegido a sus principales ejecutivos para el consejo de VMED O2 UK prueba la importancia que la compañía y el mercado británico tienen la teleco española en ámbitos como la generación de caja. Así, por ejemplo, en el acuerdo de accionistas, ambos socios han establecido el pago regular de dividendos, que podrán tener carácter anual, según publicó Cinco Días el pasado 8 de junio.

Además, Telefónica y Liberty han establecido un calendario para la posible salida a Bolsa o venta de participaciones a un tercer grupo. Según el acuerdo de accionistas, Liberty y Telefónica tendrán derecho a iniciar la salida a Bolsa de la joint venture en 2024, al término del tercer año del inicio de las operaciones. La OPV buscará maximizar el valor de la acción como primera prioridad, y no contempla la inclusión de nuevas acciones.

Al mismo tiempo, tras el quinto aniversario del cierre de la fusión, Telefónica y Liberty podrán iniciar la venta de su participación en VMED O2 a un tercer inversor, siempre bajo el derecho de tanteo en favor del otro accionista.

Al frente de la dirección financiera de VMED O2 UK, y número dos de la dirección de la nueva operadora británica, figura Patricia Cobián, hasta ahora directora financiera de O2 y ejecutiva de confianza del propio Pallete. El consejero delegado de VMED O2 UK es Lutz Schüler, hasta ahora CEO de Virgin Media.

Un país que aporta el 15% de los ingresos

Respaldo. Desde un primer momento, José María Álvarez-Pallete ha destacado la fusión entre O2 y Virgin Media como una operación determinante para el grupo (la mayor fusión de su historia), para consolidar la posición en Reino Unido, uno de los cuatro mercados estratégicos de Telefónica, junto a España, Alemania y Brasil.

Peso. Las operaciones en el mercado británico aportaron el 15% de los ingresos de Telefónica en el primer trimestre del año, y el 16% del Oibda. La generación de caja en este mercado, junto a Alemania, es de relevancia para hacer frente a la deuda, en un momento en el que las operaciones en Latinoamérica están penalizadas por la depreciación de las divisas frente al euro.

Normas
Entra en El País para participar