Banca

BBVA acuerda 2.935 salidas que le costarán 960 millones y ahorros de 250 a partir de 2022

Mejora las condiciones económicas y elimina la cláusula de equilibrio generacional, que obligaba a la salida del 50% de los afectados menores de 50 años, y se sitúa en el 72%

 

Al final, y tal como estaba previsto, los sindicatos y BBVA han firmado un acuerdo para llevar a cabo su expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a 2.935 empleados, aunque habrá 210 excedencias retribuidas y con el compromiso de retorno al banco, razón por la que la cifra de salidas puede quedarse en 2.725 empleados, frente a los 3.800 propuestos a finales al inicio de las negociaciones.

El acuerdo también incluye el cierre de 480 oficinas, frente a las 530 propuestas inicialmente.
La aprobación de este ERE supone, además, una mejora económica sobre la propuesta realizada por la entidad la semana pasada, pero sobre todo sobre la oferta inicial. Y se mejora la oferta de las afectaciones, uno de los principales escollos en los últimos días para llegar a un acuerdo, que ahora se ha conseguido.

El banco estima que el coste del plan será de 960 millones de euros antes de impuestos, de los que 720 millones corresponden a las desvinculaciones de la plantilla y 240 millones al cierre de oficinas. Dicho coste será registrado en las cuentas del segundo trimestre de 2021 y se prevé que tendrá un impacto negativo en el ratio de capital CET1 fully loaded de unos 28 puntos básicos.

La entidad que preside Carlos Torres ya explicó que una parte de los 9.600 millones de euros obtenidos por la venta de su filial en EE UU y ya recibidos, irían destinados a este ajuste de plantilla. Este proceso generará unos ahorros estimados de 250 millones de euros anuales antes de impuestos a partir de 2022, de los que unos 220 millones corresponden a gastos de personal. En 2021 los ahorros estimados serán de 65 millones brutos, según ha comunicado BBVA a la CNMV.

Fuentes de CC OO aseguran que “se ha logrado un muy buen acuerdo, pese a lo elevadas de las cifras de salidas propuesta inicialmente por el banco el 13 de abril, así como por el número de afectaciones, que también se ha reducido. También se ha mejorado considerablemente la mala oferta económica”.

BBVA, por su parte, afirmó en una nota que se ha había alcanzado “el mejor acuerdo posible para acometer un plan necesario para asegurar la viabilidad del negocio futuro. El BBVA agradece a todas las partes involucradas en el proceso negociador el trabajo realizado durante estas semanas y la actitud dialogante mostrada”.

Una de las principales reivindicaciones de los sindicatos era la de equilibrar el número de afectaciones para no dejar provincias sin personal que pudiera salir voluntariamente por el límite generacional que quería imponer el banco ha quedado también resultado. BBVA ha aceptado eliminar la cláusula que obligaba a la salida del 50% de los afectados menores de 50 años, de forma que solo el 28% tendrán que formar parte de dicho colectivo.

Los trabajadores que en diciembre de 2021 tengan menos de 50 años y los que cuenten con menos de 10 años de antigüedad en el banco obtendrán una indemnización de 40 días por año trabajado, con un máximo 30 mensualidades, y una prima por voluntariedad de 2.000 euros por trienio, primas de entre 5.000 y 30.000 euros según su antigüedad, una prima de 15.000 euros por difícil recolocación (solo los mayores de 50 años) y un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años con incremento del 3% anual (solo para los mayores de 55 años).

Los empleados de 50 a 52 años serán indemnizados con seis veces el 65% de su nivel retributivo anual (NRA), hasta 320.000 euros, y tendrán un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, en renta temporal de 15.500 euros anuales fijos. Las primas por adhesión voluntaria son de 2.000 euros por trienio y de 25.000 euros por antigüedad de más de 10 años o 30.000 si es de más de 15 años. Además, tendrán una prima por difícil recolocación de 15.000 euros.

En cuanto a los trabajadores de 53 a 54 años, BBVA propone una renta temporal del 65% del NRA hasta los 63 años, convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años con incremento del 3% anual y descuento de la prestación por desempleo o subsidio.

La renta temporal será del 75% del NRA para los empleados de 55 a 62 años, también hasta que cumplan 63. Tendrán un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años con incremento del 3% anual y descuento de la prestación por desempleo o subsidio. Para los mayores de 63 años, recibirán por dejar el banco una indemnización de 20 días por año trabajado, hasta un tope de 12 mensualidades. Esta oferta no ha cambiado.

La red de oficinas, que era la más afectada por las salidas, con el 80% de los despidos se ha reducido ahora en un 35%. CC OO explica que se ha acordado "un amplio catálogo de salidas, que debe permitir que no haya ninguna salida forzosa".

La distribución por áreas de la plantilla afectada es la siguiente: 350 personas en el Centro Corporativo¹; 254 personas de Servicios Centrales de BBVA en España; 154 personas de estructuras intermedias de BBVA en España; y 2.177 personas de la red comercial.

Movilidad geográfica

En cuanto a la movilidad geográfica, BBVA pagará 4.000 euros y 500 euros al mes durante seis años cuando supere 250 kilómetros o contemple un cambio de isla, Ceuta o Melilla. También indemnizará con 500 euros brutos mensuales durante cuatro años la movilidad de entre 100 y 250
kilómetros con cambio de residencia y durante tres años la movilidad de entre 25 y 100 kilómetros con cambio de residencia.

Para movilidad superior a 100 kilómetros sin cambio de residencia el banco dará un pago único de 1.000 euros y 0,24 euros por kilómetro en dos trayectos diarios por cada día de trabajo presencial durante tres años. La movilidad de entre 25 y 100 kilómetros sin cambio de residencia se pagará con 0,24 euros por kilómetro en dos trayectos diarios por cada día en trabajo presencial durante tres años.

Se ha acordado que prime la voluntariedad. Adicionalmente, se tendrá en cuenta la idoneidad para el desempeño del rol y el puesto, la formación, la capacitación, el potencial y la polivalencia funcional.

El acuerdo incluye un plan de recolocación a través de la agencia de empleo Randstad, que se extenderá durante un período de un año, ampliable hasta 30 meses (frente a los 6 meses exigidos por ley). El objetivo del programa es recolocar con contratos de trabajo indefinidos o mediante autoempleo al 100% de los afectados que quieran seguir trabajando y se adhieran al plan. 

Otras claves del acuerdo

Randstad. BBVA llegó a un acuerdo con Randstad para recolocar al 100% de los empleados con contratos indefinidos que abandonen la entidad como consecuencia del ERE, un programa de un año de duración, ampliable hasta dos años y medio, frente a los seis meses que exige la ley se ha acordado que prime la voluntariedad. Adicionalmente, se tendrá en cuenta la idoneidad para el desempeño del rol y el puesto, la formación, la capacitación, el potencial y la polivalencia funcional.

Recolocación. La cifra de 2.925 se ha reducido también gracias que el banco ha aceptado recolocar a 657 empleados, de los que 523 se integrarán en los centros de gestión remota.

Normas
Entra en El País para participar