Banca

¿Qué puede hacer BBVA con 9.600 millones de euros?

La entidad española cierra la venta de su filial estadounidense a PNC

Con este dinero prevé recomprar el 10% de su capital y estudia adquisiciones

Sede operativa de BBVA en Madrid
Sede operativa de BBVA en Madrid

BBVA ha cerrado, como tenía previsto, la venta de su filial en Estados Unidos a PNC por 11.500 millones de dólares (aproximadamente 9.600 millones de euros), una vez que ha obtenido las autorizaciones regulatorias necesarias, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La venta se ha completado con un ajuste del precio de unos 100 millones de dólares, al deducir del precio los costes derivados de la transacción, incluyendo los costes fiscales, como estaba previsto en el contrato.

Como explica el banco, los resultados generados por la filial estadounidense desde que se anunció la operación en noviembre del pasado ejercicio y el cierre de la venta ayer han tenido un impacto positivo agregado en el ratio Common Equity Tier 1 fully loaded del grupo de aproximadamente 294 puntos básicos, de los que 24 puntos básicos ya se han registrado en dicho ratio entre la fecha de anuncio y el cierre del primer trimestre de 2021. De esta forma, el ratio CET1 proforma quedó el pasado mes de marzo en el 14,58%, equivalente a unos 8.000 millones de euros de exceso de capital sobre el rango alto del objetivo del banco, que es del 12%.

Además, han generado un beneficio neto de impuestos de aproximadamente 570 millones de euros, de los que 479 millones de euros ya se han recogido en los resultados del grupo entre la fecha de anuncio y el cierre del primer trimestre de 2021. En esta última fecha, el grupo ganó 1.210 millones de euros, una cifra en el entorno de los resultados trimestrales previos a la pandemia.

Ahora, la pregunta que se hace el mercado es dónde invertirá este exceso de liquidez el banco, ya que los analistas no son partidarios de tener tanto exceso de capital cautivo.

De momento, el banco ya ha comentado que tiene previsto realizar en octubre, una vez que el BCE levante el veto a la limitación al dividendo en la banca europea, la recompra del 10% de sus acciones para retribuir a sus accionistas, lo que según la cotización del cierre de ayer sumará algo menos de 3.500 millones de euros. También empleará parte en asumir el coste del ajuste de plantilla de 3.305 empleados, y el cierre de 530 oficinas que negocia en la actualidad con los sindicatos. El banco cerró ayer a 5,23 euros por acción, con una subida del 1,75%, y una capitalización de 34.846 millones de euros.

Aunque no ha cerrado la puerta a una fusión en España u otros mercados, el banco ahora parece que tiene este proyecto congelado, una vez que intentó en dos ocasiones el pasado año absorber a Banco Sabadell. En el primer intento, incluso estaba dispuesto a ampliar capital, según apuntan fuentes del mercado, algo que ahora no necesitaría tras la inyección de capital que recibe con esta operación de venta de su filial estadounidense. Pero ya ni Sabadell ni BBVA están dispuestos a volver a intentar una fusión. A medio plazo, sin embargo, todo es posible, apuntan varios analistas.

Otra alternativa que maneja el mercado sobre dónde destinará parte de los 8.000 millones de exceso de capital que tiene ahora el banco que preside Carlos Torres es en la compra de participaciones de parte de sus filiales en las que no controla el 100% (en Uruguay y México sí tienen el 100% del capital de sus filiales), con excepción de su franquicia en Turquía, en la que controla el 49,85%, y en la que no tiene intención ni de vender ni de aumentar su participación. BBVA se siente cómodo con este porcentaje. Otra alternativa es la compra de otros activos del banco en poder de otros inversores, caso de paquetes de sucursales.

Seguir en EE UU
El banco mantiene que esta operación “nos aporta una enorme opcionalidad estratégica para seguir creando valor para el accionista a largo plazo: invirtiendo de forma rentable y siendo más eficientes en nuestros mercados e incrementando la remuneración”.

BBVA ha comunicado que continuará desarrollando su negocio institucional y mayorista en Estados Unidos a través de su bróker dealer BBVA Securities Inc. y su sucursal en Nueva York. Asimismo, mantiene su actividad inversora en el sector fintech a través de su participación en Propel Venture Partners US Fund I.

El Banco de España, por otra parte, comunicó el lunes a BBVA que, de acuerdo con los nuevos requisitos emitidos por la Junta Única de Resolución, su colchón anticrisis tendrá que ser del 24,78% desde el 1 de enero de 2022, según explicó la entidad en un comunicado a la CNMV.

Este nuevo cálculo sustituye al anterior, publicado en noviembre de 2019. Desde el año que viene, el requisito de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, por sus siglas en inglés) sobre el total de activos ponderados por riesgo (APR) de su grupo de resolución a nivel subconsolidado será del 24,78%. El banco asegura que cumple con todos los nuevos requisitos de capital.

Normas
Entra en El País para participar