Banca

BBVA, primer banco español en sumarse a la Alianza para la Contabilidad del Carbono

PCAF es una alianza global de instituciones financieras cuyo objetivo es establecer una norma internacional para medir y divulgar las emisiones de gases de efecto invernadero financiadas.

Onur Genç, consejero delegado de BBVA
Onur Genç, consejero delegado de BBVA

BBVA continúa con su propósito de reducir los riesgos del cambio climático al adherirse a la Alianza para la Contabilidad del Carbono (Partnership for Carbon Accounting Financials: PCAF, por sus siglas en inglés), con el fin de establecer una norma que evidencie las emisiones de gases de efecto invernadero financiadas. PCAF es una alianza global de instituciones financieras cuyo objetivo es establecer una norma internacional para medir y divulgar las emisiones de gases de efecto invernadero financiadas. El objetivo es cuantificar el impacto climático de las carteras. Con 120 bancos e inversores ya adheridos, esta iniciativa se puso en marcha en septiembre de 2019 y se está expandiendo rápidamente en Norteamérica, América Latina, Europa, África y Asia Pacífico.

BBVA se convierte así en el primer y, de momento, único de los grandes bancos españoles en comprometerse con esta medición de emisiones financiadas a través de la PCAF. Unas 16 entidades participan en el diseño de la Norma Global de Contabilidad e Información de GEI para la Industria Financiera, que pretende armonizar la contabilidad de las emisiones de gases de efecto invernadero. De esta forma, se pueden evaluar los riesgos de transición asociados al cambio climático, fijar objetivos alineados con el Acuerdo de París y desarrollar estrategias efectivas para descarbonizar la economía.

Ricardo Laiseca, responsable de la oficina global de sostenibilidad de BBVA, explica que “sumarnos a PCAF es muy importante para construir una metodología que apoye los esfuerzos de las entidades financieras globales para identificar y medir los riesgos del cambio climático”. “Nos complace dar la bienvenida a BBVA al unirse y comprometerse a medir y divulgar sus emisiones financiadas utilizando el estándar PCAF”, señala Giel Linthorst, director ejecutivo de PCAF.

El banco que preside Carlos Torres explica que a medida que la industria financiera mundial se adapta a los efectos del impacto del cambio climático, los accionistas, reguladores, inversores y partes interesadas demandan un papel más proactivo en el apoyo de soluciones junto a los los gobiernos y la sociedad civil. Las entidades financieras tienen una gran oportunidad, ya que es necesaria una elevada financiación de capital destinada a esa transición hacia una economía baja en carbono. 

BBVA se ha incorporado como uno de los miembros fundadores a la alianza bancaria de cero emisiones netas (Net-Zero Banking Alliance: NZBA, por sus siglas en inglés) en la que los bancos se comprometen a que todas sus carteras de crédito y de inversión sean neutras en emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 como fecha límite. Algo que ya anunció el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, en la última Junta General de Accionistas. 

El banco ha anunciado recientemente que dejará de financiar empresas relacionadas con el carbón antes de 2030 en países desarrollados y antes de 2040 en el resto de países en los que está presente.

Normas
Entra en El País para participar