El Gobierno planea frenar el exceso de retribución de las eléctricas

Estarán afectadas, principalmente, las nucleares e hidroeléctricas

Central nuclear de Almaraz.
Central nuclear de Almaraz.

El Gobierno estudia nuevos cambios en el largo proceso de reforma del sistema energético. El Ministerio para la Transición Ecológica llevará el próximo martes al Consejo de Ministros un anteproyecto de ley con el que se pretende frenar el exceso de retribución que las compañías consiguen por la electricidad que generan con sus nucleares y centrales hidráulicas cuyas obras ya están amortizadas, según avanza El País.

El acuerdo de gobierno firmado por Unidas Podemos y PSOE contemplaba acabar con estos beneficios. Pero es ahora, en plena escalada de los precios de la electricidad, cuando el departamento de la vicepresidenta Teresa Ribera lleva esta ley al Consejo de Ministros para que inicie su tramitación, según confirman fuentes del Gobierno.

"El Gobierno está preocupado por el impacto del precio del CO2 en el precio de la electricidad y sus consecuencias en la recuperación de las economías domésticas e industrial", argumenta Transición Ecológica, que insiste en que la fórmula legal que han elegido es respetuosa con el derecho europeo. Las estimaciones del Gobierno son que este mecanismo tendría un impacto para las eléctricas de entre 800 y 1.000 millones de euros.

Pacto con Podemos

El pacto entre PSOE y Podemos establecía una cláusula con el compromiso de poner en marcha "los cambios normativos necesarios para acabar con la sobrerretribución (conocida como beneficios caídos del cielo, windfall profit, en inglés) que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización, y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión".

Fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica que dirige Teresa Ribera sostienen que su iniciativa busca "acompañar a la industria y a los consumidores domésticos evitando un encarecimiento del sistema que no se corresponde íntegramente con un incremento de los costes reales de la energía que consumen". Y desde el Gobierno apuntan a que los cambios que se operarán podrían suponer que la factura se reduzca alrededor de un 5%.

El anteproyecto de ley que previsiblemente se aprobará el martes será para la "minoración de parte del dividendo de carbono a las plantas no emisoras, previas al 2005 que vendan energía en el mercado". Esto supone que estarán afectadas, principalmente, las nucleares e hidroeléctricas. La aprobación del anteproyecto en el Consejo de Ministros, prevista para el martes, coincidirá con la entrada en vigor del nuevo modelo de factura eléctrica. La CNMC prevé que se pueda ahorrar un 3,4% si se consume más en las horas con menos demanda.

“Esto supone una intervención en el mercado”

Críticas. La intención del Gobierno de limitar el exceso de retribución de las eléctricas cayó el viernes por la noche como un jarro de agua fría en el sector. "Estas medidas, de aprobarse, suponen una intervención en el mercado que pone en riesgo el futuro del PINIEC (Plan Nacional de Energía y Clima)", indicaron a CincoDías en fuentes del sector. "Aunque una mentira repetida mil veces se convierte en verdad, ni las nucleares ni las hidráulicas están amortizadas, precisan de cuantiosas inversiones anuales, añadieron.

Normas
Entra en El País para participar