Subidas hasta del 100%

El mercado confía en la recuperación y la deuda del sector turístico se dispara

El precio de los bonos de eDream se duplica desde los mínimos, y el pasivo cotizado de Meliá, NH, IAG y Amadeus se recupera con fuerza

El mercado confía en la recuperación y la deuda del sector turístico se dispara pulsa en la foto

El avance del proceso de vacunación contra el Covid-19 y el levantamiento de las restricciones a la movilidad por parte de los gobiernos está trayendo una sustancial mejoría de las perspectivas para este año de las empresas ligadas al sector turístico tras los estragos del año pasado y, por ende, un levantamiento del castigo que han sufrido en el mercado tantos sus acciones como su deuda. El precio de los bonos de eDreams, por ejemplo, se duplica desde mínimos.

La deuda cotizada de las empresas turísticas españolas se vio fuertemente presionada por el arranque de la pandemia y el Gran Confinamiento. El bono de eDreams con vencimiento en 2023 perdió un 55% de precio entre febrero y marzo del año pasado. Desplome que también se vio en el bono de IAG que vence en 2022 cayó desde el 102% del nominal hasta el 75% entre febrero y mayo del año pasado, a medida que el progreso de los contagios paralizaba toda actividad y congelaba las perspectivas de la temporada estival.

EDREAMS ODIGEO 6,69 -0,89%
IAG 1,55 -0,83%
NH HOTELES 3,20 8,31%
AMADEUS 56,88 -0,66%

Un castigo que ha ido poco a poco levantándose a medida que mejoraban las perspectivas de la industria turística para este año y se vislumbra el pasaporte Covid y la llegada de viajeros a aeropuertos y hoteles. Un optimismo del que ayer se hizo eco la agencia de viajes online eDreams al afirmar que las reservas de vuelos están ya solo un 28% por debajo de las de 2019, la mitad de la caída que se apreciaba hace solo dos meses. Esa mejoría se vislumbra además en su deuda cotizada, sin rating de inversión, que recupera los niveles previos a la pandemia y su precio se duplica desde los mínimos del pasado año. La empresa desveló ayer unas pérdidas netas de 124,2 millones de euros en su último ejercicio fiscal –finalizado en marzo–, triplicando los números rojos de un año antes.

Una recuperación que se refleja en el bono de IAG con vencimiento en 2022, que recupera un 29% desde los mínimos registrados en junio del año pasado. Más volatilidad registra la deuda de otras aerolíneas europeas: el bono híbrido de Lufthansa con vencimiento en 2075 recupera un 39% desde los mínimos registrados el año pasado, pero queda aún lejos del 100% del nominal, tras haber anunciado la pasada semana que congelaba el pago del cupón hasta que finalicen las ayudas del Gobierno alemán a la empresa. Cupón que prevé abonar lo antes posible, según ha reconocido la propia compañía.

Sin embargo, el castigo persiste para la deuda de la aerolínea de bajo coste Norwegian, inmersa en un plan de rescate del Ejecutivo noruego. Sus bonos están aún a un 52% de los niveles prepandemia. Sus acciones, además, se hundieron ayer un 49% en Bolsa tras admitirse a negociación los nuevos títulos de su última ampliación de capital.

De igual forma, el bono que Air France-KLM emitió en el arranque de 2020 y que tiene vencimiento en 2025 se sitúa aún a 5,5% de los niveles prepandemia.

Las obligaciones que emitió Meliá en 2018 en Luxemburgo y muy poco líquidas, que vencen en 2030 y que pagan un cupón anual del 3,3%, han logrado superar los niveles previos a la pandemia. En la actualidad cotizan al 123% del nominal, si bien llegaron a rebasar el 127% en diciembre de 2020.

Por su parte, los bonos que la hotelera NH colocó también en Luxemburgo en 2016 y que vencen dentro de dos años cotizan ya por encima del 100% del nominal y proporciona a aquellos inversores que optaran por entrar en esta emisión en el peor momento de la crisis un 24%. En este caso, el bono de la empresa controlada por el grupo tailandés Minor con un 94,132% del capital, ofrece además un cupón anual del 3,75%.

En el caso de Amadeus, el precio de los 1.000 millones que emitió en mayo de 2020 ha subido un 7,4% desde entonces.

Recuperación en Bolsa

El buen ánimo que respira la deuda cotizada del sector turístico se deja ver también en su comportamiento en Bolsa, tras un primer trimestre en el que los retrasos de las vacunas dieron al traste con las previsiones e hicieron temblar las estimaciones de una recuperación del sector casi total para este verano.

El holding de aerolíneas que agrupa a Iberia, British y Vueling sube un 32% en lo que va de año, si bien aún está lejos de compensar las fuertes caídas registras en 2020, cuando se dejó un 62,3%. Una subida superior al 23% en el año se anota Meliá, mientras que la otra hotelera española cotizada, NH, rebota un 16%.

Normas
Entra en El País para participar