Emprendimiento

La inversión en 'startups' españolas alcanza casi los 2.100 millones en 2020, un 4% más pese al Covid

El número de operaciones sí cayó un 5,8%, hasta las 385, pero la pandemia no lastró el negocio de la mayoría de las compañías. Solo un 15% de ellas presentó un ERTE el pasado año

Miguel Vicente, presidente de Barcelona Tech City, y Josep Maria Romances, presidente de Closa Investment Bankers, durante la presentación del informe.
Miguel Vicente, presidente de Barcelona Tech City, y Josep Maria Romances, presidente de Closa Investment Bankers, durante la presentación del informe.

La pandemia no ha alterado visiblemente el ritmo de inversión en el ecosistema emprendedor español. En 2020, las startups del país captaron 2.087,5 millones de euros en rondas de financiación, un 4,3% más que en 2019. Lo que sí bajó el pasado año fue el número de operaciones. La cifra (385) retrocedió un 5,8% frente al año anterior, aunque siguió por encima de 2018, cuando se cerraron un total de 348.

Así lo revela el estudio Scanner Startups Ecosystem, elaborado por Closa Investment Bankers y Barcelona Tech City. El presidente de la primera, Josep Maria Romances, aseguró que ese crecimiento del 4,3% supone en realidad un repunte del 15%, ya que la economía española en su conjunto cayó un 11%, y aseguró que el sector tecnológico demostró en 2020 ser “anticíclico”.

El presidente de la asociación catalana, Miguel Vicente, resaltó que “tras unos meses de susto” debido al impacto de la pandemia, que hizo que las rondas de financiación se paralizaran, en seguido vino el efecto de la digitalización, que se ha visto impulsado y que ha beneficiado a las startups españolas. “El sector tecnológico se ha mostrado como el rompehielos de la recuperación económica” por cuestiones como su capacidad de atracción de inversión extranjera, añadió.

Ciertamente, y pese a la crisis provocada por el Covid-19, la inversión en startups también se ha acelerado en el primer trimestre de este año. Aunque el estudio no incluye este ejercicio (se centra en el 2018, 2019 y 2020), entre enero y marzo de este año las startups españolas captaron 1.080 millones de euros, marcando un récord histórico en inversión en Venture capital, alcanzando prácticamente en un solo trimestre el total de inversión de 2020. Un hecho que viene provocado por las rondas millonarias cerradas por Jobandtalent, Idealista, Wallapop, Glovo y Travelperk.

El estudio muestra que desde 2018, la evolución de la inversión en startups en España ha superado los 2.000 millones de euros anuales. También en los últimos tres años, las operaciones de mayor tamaño se han situado en torno a los 300 millones de euros. Solo una superó esa cifra: Hotelbeds, en 2020, que recibió una inyección de 430 millones. Glovo alcanzó los 300 millones en 2019, pero consiguió financiación también en 2018 y 2020, y en 2021 cerró la mayor ronda de la historia de una startup española, 450 millones.

Pocas operaciones en etapas avanzadas

El informe refleja igualmente uno de los puntos débiles del ecosistema local: “La falta de operaciones en etapas avanzadas”. Así, en 2020 se doblaron las rondas de financiación en fases iniciales mientras cayeron las operaciones en fases de crecimiento. En concreto, la inversión en etapas seed y A han ido creciendo desde 2018 hasta concentrar el 82% de las rondas del pasado año.

Otro dato a destacar es que más del 60% de las operaciones fueron cubiertas por inversores nacionales, aunque los inversores extranjeros ganan peso, “una señal de madurez que se ha visto interrumpida por el Covid”, añade el estudio, que también arroja un dato hacia futuro: más del 50% de las startups prevé iniciar una ronda de financiación en 2021, que concluirá este año o el próximo, y la mayoría cree que la pandemia no afectará a la valoración de su compañía cuando salgan a buscar financiación al mercado.

El 67% de las operaciones de 2020 contó solo con inversores españoles, un 23% fueron ejecutadas solo por inversores extranjeros y un 10% tuvo una combinación de ambos. Los inversores españoles que participaron en más operaciones participaron fueron, por este orden, Inveready, Sabadell Venture Sapital, Kfund, JME VC y Encomenda.

“Tener campeones locales con propiedad local” es uno de los retos del sector tecnológico español, indicó Romances en alusión a la falta de inversores españoles en fases avanzadas, a partir de rondas de unos 200 millones, de crecimiento de las startups.

En esta línea, Vicente ha pedido a las administraciones que pongan en marcha una ley de emprendedores para competir en igualdad de condiciones con otros países y que los fondos europeos fomenten la digitalización y “no se asigne por la capacidad de lobby de cada sector”, informó Efe.

Madrid recorta distancias con Barcelona

Barcelona mantuvo en 2020 el liderazgo tanto en volumen como en número de operaciones, pero Madrid le recortó terreno. La capital catalana, con 696 millones de euros captados, acaparó un 33,3% del total, aunque en 2019 las startups implantadas en Barcelona captaron 939,3 millones. En cambio, Madrid pasó de 529 millones en 2019 a 581 millones en 2020, un 27,83% más. Pero, el gran crecimiento se dio en otras partes de España, donde se dobló la inversión, al pasar de los 483,5 millones a los 810 millones.

En cuanto al número de operaciones, 152 correspondieron a empresas radicadas en Barcelona, 111 a startups de Madrid y otras 122 a empresas de otras partes de España.

Las cifras del pasado año estuvieron condicionadas por el peso de la operación de la plataforma mallorquina de reservas de habitaciones Hotelbeds, así como en 2019 por la de Glovo y en 2018 por la de Letgo.

Los sectores que más operaciones acumularon en los tres últimos años fueron los de IT y software (solo en 2020 se hicieron 50 operaciones en cada uno, destacando las cerradas por Facephi (36 millones), Vilny (42millones), Unna technologies (25), TCI Cutting (18), Agile Content (7) e Immfly, con 5 millones.

También sobresalió la actividad de ecommerce y biotecnología, ambos con unas 30 operaciones, y los sectores de delivery, traveltech y fintech, que despuntaron por encima de la media en cuanto al valor de las operaciones. El principal motivo de este pico fueron las rondas de financiación de gran tamaño de Glovo, HotelBeds e Idealista (114 millones). Otras operaciones destacables de los tres sectores fueron las de Paack (45 millones), The Hotels Network (10 millones), 011h (10 millones), Byhours (8 millones), Housfy (3 millones) y Scoobic (2 millones).

Respecto a las fintech, el estudio apunta que es un sector al alza y que cuenta con algunas de las empresas que más financiación ha conseguido en los últimos años. Solo en 2020, destacan operaciones como la de Verse, de 75 millones; SeQura, 50 millones, y Bnext, de 33 millones. En 2019, también se superaron los 30 millones de euros con Pagantis (67 millones) y Evo (66 millones).

Sobre el sector de biotech, donde ha habido operaciones importantes como la de Therapeutics (30 millones) o Mironyx (25 millones), el informe señala que por la madurez que presenta “es factible esperar una consolidación de los proyectos en marcha, en forma de nuevas rondas y ventas”. Y respecto al de health resalta que es uno de los que más operaciones cerró en los últimos años, pero con rondas muy repartidas y que no superaron los 15 millones, “lo que indica su capacidad de crecimiento”. En este último, destacan operaciones como la de Health (14 millones) o Savana (12 millones).

Previsiones optimistas

El estudio, que recoge la opinión de más de 70 CEOs y directivos de startups y empresas asociadas a Barcelona Tech City, apunta que el 61% de los emprendedores asegura que su compañía se ha mantenido estable o incluso ha sufrido una evolución positiva, pese a la pandemia y la incertidumbre global. El 41% ha indicado que su facturación ha aumentado y un 37% que ha disminuido.

Igualmente, el 51% considera que el Covid ha tenido un impacto positivo en su negocio por un 45% que apunta ha sido negativo. El 74,5% asegura que la pandemia ha afectado a su modelo de negocio.

Respecto al empleo, el 41% de las compañías ha aumentado su plantilla en 2020 (un 31,5% la ha disminuido) y el 74,5% tiene previsto incorporar más trabajadores en este ejercicio. Un 15,5% de las startups tuvieron que aplicar un ERTE durante 2020.

Las previsiones a futuro son bastante optimistas. Un 86% confía en aumentar los ingresos, mientras un 6,6% cree que ocurrirá lo contrario. Los emprendedores contemplan igualmente todos los escenarios: desde nuevas rondas de financiación (27,5%), integraciones en corporaciones (21,5%) hasta un escenario de futuro más bien estable (37%).

Solo un 2% de las startups prevé un cierre de la compañía y un 10% entrar en procesos de concentración. También un 2% prevé salidas a Bolsa. Según Romances, la liquidez y disposición de los fondos de capital riesgo a invertir en este tipo de empresas hará que 2022 pueda superar incluso las expectativas de 2021.

Normas
Entra en El País para participar