Inversis confía en una inflación controlada y una subida de la Bolsa

El economista jefe de la firma anticipa una reducción suave de los estímulos

Ignacio Muñoz-Alonso, estratega jefe de Inversis.
Ignacio Muñoz-Alonso, estratega jefe de Inversis.

Inversis Banco espera que las Bolsas de Europa, Estados Unidos y de los países emergentes tengan un buen desempeño durante los próximos meses. Respecto a la amenaza de una subida descontrolada de los precios, el estratega macro de la entidad, Ignacio Muñoz-Alonso, considera que es una eventualidad improbable.

El economista jefe de la firma describió ayer un escenario global todavía marcado por la crisis originada por el coronavirus, pero con unas perspectivas muy positivas. “Estamos viviendo una recuperación económica sostenida, bastante consolidada y firme, y con datos de crecimiento mejores que las estimaciones del pasado invierno”, ha apuntado en un encuentro con prensa.

Este experto considera que el panorama actual, “en ausencia de catástrofes sanitarias” llevará una normalización económica que probablemente se dará en 2022. Antes en EE UU que en Europa y después en las economías emergentes.

El crecimiento vendrá apoyado por políticas de expansión fiscal en las grandes economías mundiales, así como por la anticipación de los efectos de la vacunación. Sin embargo, la incertidumbre permanecerá, debido sobre todo a la posible aparición de nuevas cepas que prolonguen la pandemia.

Inversis apunta a una recuperación sostenida por tres pilares: aumento de la producción industrial y del comercio de mercancías; la recuperación del consumo de los hogares, y el despliegue de los amplios programas de estímulo fiscales, con impulso de la inversión pública y privada hacia finales de año, con especial foco en infraestructuras. La entidad espera que la retirada de estímulos por parte de la Reserva Federal se haga de una forma muy controlada.

Sobre uno de los temas que más ha preocupado a los mercados en las últimas semanas, el fuerte repunte de la inflación en Estados Unidos, Muñoz-Alonso considera que es una situación puntual y que “la inflación no es una cuestión clave a considerar en el largo plazo”.

En cuanto a la mejor asignación de activos, desde la firma siguen recomendando sobreponderar en todas las carteras la inversión en Bolsa, tanto estadounidense, como europea y asiática. “Creemos que se dan todos los mimbres para que sea un activo que lo haga bien en los próximos meses”.

Aunque los precios en renta variable están ya bastante caros, para Muñoz-Molina están justificados por la capacidad que están demostrando las empresas en generar más beneficios de los que se esperan, y por los bajos tipos de interés, que hacen que los flujos de caja futuros tengan más peso en la valoración presente.

Normas
Entra en El País para participar