Tecnología

El Gobierno defiende que el relevo de Abril-Martorell “no tiene lectura política” mientras Indra sufre en Bolsa

El consejo de Indra se reunirá previsiblemente este miércoles o el jueves. Antes, la comisión de Nombramiento contrata a Spencer Stuart para evaluar el perfil de Marc Murtra

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, afirmó este martes tras el Consejo de Ministros que el relevo de Fernando Abril-Martorell como presidente de Indra “no tiene lecturas políticas” y se produce en “condiciones de normalidad”. Así, recordó que el mandato del directivo como consejero de la tecnológica vence este mes de junio, “lo que es condición sine qua non para ser presidente, por lo que el relevo presidencial se ajusta a la normalidad”.

Montero añadió que el Gobierno valora “de forma muy positiva” la labor del todavía presidente de Indra, que ha comprendido “cuáles eran los elementos que la empresa necesitaba para conquistar mayor cuota de mercado”. Con estas palabras, la portavoz del Gobierno trataba de normalizar el relevo anunciado en la presidencia de Indra, que tras conocerse el sustituto propuesto por la SEPI, Marc Murtra, un hombre afín a Pedro Sánchez, ha generado duras crítica por parte de consejeros de la compañía e inversores, que consideran una intromisión del Ejecutivo en la gestión de la tecnológica española.

La comisión de nombramiento, retribuciones y gobierno corporativo de Indra se ha reunido hoy a las 19.00 para seguir debatiendo el relevo del presidente. Su decisión continúa dilatándose en medio de la polémica. Pero una vez tenga el informe y la propuesta sobre la idoneidad del candidato de la SEPI para el puesto, lo elevará al consejo de administración del grupo para su deliberación. Algo que se prevé que ocurra este miércoles. La comisión de nombramientos ha contratado, según sus protocolos de buen gobierno, los servicios de una empresa de cazatalentos (en este caso, Spencer Stuart), para que elaborase un informe independiente sobre la conveniencia del perfil de Murtra para presidir Indra.

El máximo órgano ejecutivo de Indra se reunirá, por su parte, este miércoles o el jueves, según fuentes cercanas al consejo de la compañía, para dar finalmente la aprobación al nombramiento y que la junta de accionistas del grupo, prevista para el 30 de junio, lo ratifique.

El duro debate el lunes y hoy en la comisión de nombramientos, formada por cinco miembros (tres independientes, Alberto Terol, Isabel Torremocha e Ignacio Martín) y dos dominicales (Antonio Cuevas, en representación de la SEPI, y Santos Martínez-Conde, a propuesta de Corporación Financiera Alba) han obligado a retrasar el relevo. Y la polémica no parece que vaya a zanjarse aquí.

Aunque todas las quinielas apuntan a que el nombramiento saldrá adelante, el sesgo político del candidato a presidir el grupo tecnológico y de defensa, promete generar nuevas tensiones durante la celebración del consejo de administración de la compañía, ya que este está conformado en su mayoría por representantes independientes (siete) frente a seis (dos ejecutivos, dos de la SEPI y uno de Corporación Financiera Alba). La Sepi controla el 18,7% de capital de Indra.

Los dos representantes de la SEPI que se sientan en el consejo son el exministro de Industria con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián, y el exdiputado del PSOE por Sevilla y vocal del consejo asesor de CaixaBank en Andalucía Antonio Cuevas.

El malestar creado por el relevo de Abril-Martorell y el perfil de su sustituto siguió este martes golpeando la acción de Indra. Sus títulos cayeron un 1,05 % en Bolsa, anotándose el sexto mayor descenso del Ibex 35 y cerraron en 7,09 euros. La compañía ya se había desplomado un 7,96% el viernes y bajó otro 4,7% el lunes. Indra se deja así un 18,2% en mayo, aunque todavía sube un 1,6% en lo que va de año.

Fuentes del consejo de administración apuntan a este periódico el temor a que los accionistas voten en contra del nombramiento de Murtra, especialmente si como dicen algunas firmas como Renta4 su llegada a la presidencia “podría hacer más factible que Indra adquiera ITP”, un movimiento considerado estratégico por el Gobierno, pero “que creemos podría ser valorado negativamente en el mercado, al ser una compañía que lleva en venta mucho tiempo y no encuentra comprador”.

Desde que se conoció el domingo que Marc Murtra, ingeniero industrial de formación y un hombre vinculado al PSC, era el candidato de la SEPI para sustituir a Abril-Martorell, su “cualificación técnica” para gestionar una empresa de más de 45.000 empleados ha sido cuestionada.

Murtra es patrono de la Fundación La Caixa y socio gerente de Closa Investment Bankers, una firma de asesoramiento especializada en operaciones corporativas. Fue jefe de gabinete del exministro de Industria Joan Clos hace 14 años y estuvo vinculado al Ministerio de Industria como director general de Red.es en 2006. Entre ese año y 2011 ocupó cargos en el Ayuntamiento de Barcelona con el socialista Joan Clos. Murtra ha sido miembro de varios consejos de administración incluyendo Paradores de Turismo de España, Red.es y el instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación.

Normas
Entra en El País para participar