El desigual crecimiento de las pensiones en autónomos y asalariados

Un análisis retrospectivo demuestra que en los últimos diez años el crecimiento de las pensiones medias y el gasto total es muy superior en asalariados que en autónomos.

jubilación autónomos

La pensión de jubilación media en España ha aumentado en los asalariados en más de 200€ al mes, en los últimos diez años. Mientras que la de los autónomos sólo lo ha hecho en 170€ al mes. Datos que elevan la diferencia media mensual a 535€ mes que cobra un asalariado de jubilación, frente a lo que cobra un trabajador por cuenta propia.

Hace una década, el gasto en jubilación de los trabajadores por cuenta ajena era de 3.317 millones de euros. Ahora ese gasto se ha incrementado hasta alcanzar los 5.804 millones de euros.

Por el contrario, el gasto de jubilación de los trabajadores por cuenta propia era hace una década de 716 millones, mientras que en la actualidad ese mismo gasto es de 1.025 millones euros.

Los asalariados alcanzan en la actualidad los 4.408.910 pensiones de jubilación, con una cuantía media de 1.316,49 euros. Hace una década había 2.986.106 pensiones, por una cuantía media de 1.111,11 euros.

Los trabajadores autónomos, por su parte, tienen reconocidas actualmente 1.312.280 prestaciones, frente a las 1.177.849 prestaciones de hace una década. Los datos muestran, además, un incremento de la pensión media, que ha pasado de los 608,11 euros hasta los 781,62 euros, para la jubilación actual.

Incapacidad, viudedad y orfandad

El incremento en las pensiones se ha notado también en pensiones de incapacidad permanente, viudedad, orfandad o el favor familiar. Si añadimos la jubilación, ha supuesto un incremento del gasto de más de 3.000 millones de euros. En concreto, el gasto ha pasado de los 4.856.908.296,67 euros a los 8.002.225.304,17 euros para los trabajadores por cuenta ajena.

Para los autónomos la subida ha sido menor, de unos 300 millones solamente. En concreto el gasto entre el sector de los autónomos ha pasado de los 1.022.210.140,47 euros hasta los 1.385.995.583,32 euros.

Al comparar el gasto por partidas específicas, se advierte que las pensiones por incapacidad permanente eran hace una década de 558.607.523,66 euros para los asalariados y de 80.250.918,87 euros para los autónomos. Actualmente son de 723.241.012,11 euros para los asalariados y de 87.930.761,33 para los autónomos.

Algo similar ha sucedido con las pensiones de viudedad. Aquí el gasto ha alcanzando los 1.347.451.469 euros en el caso de los asalariados y los 245.916.694,63 euros en los autónomos. Las pensiones medias han ascendido también siendo ahora de 777,58 euros para asalariados y de 525,81, para los autónomos.

Por último, la pensión por orfandad también ha sufrido un incremento. El gasto para los asalariados es de 61.084.986,81 euros, mientras que para el colectivo de los autónomos, de 108.302.914,21 euros.

Normas
Entra en El País para participar