Noticia patrocinada

La renta fija avanza hacia la inversión sostenible

Los ETF de Lyxor de deuda corporativa y bonos verdes se rigen por criterios ASG

La renta fija avanza hacia la inversión sostenible

La inversión bajo criterios ASG (ambientales, sociales y gubernamentales por sus siglas en inglés) ha sido más popular entre los inversores de renta variable que entre los de renta fija. El mercado mundial de bonos alcanzó en 2020 unos 100 billones de euros, lo que revela cómo este tipo de inversión puede tener un impacto masivo en la economía y financiación de las empresas.

La oportunidad es única. Las compañías llevan tiempo alineándose a los objetivos de Naciones Unidas (ODS) para 2030, y ahora la crisis sanitaria ha acelerado el camino hacia la sostenibilidad y la aplicación de criterios ASG en todos los ámbitos posibles, como es el financiero o la inversión.

Los ETF son líquidos transparentes y diversifican el riesgo de la inversión

Lyxor, como proveedor de ETF, ofrece dos vías principales para la inversión responsable a través de la renta fija: los bonos corporativos ASG y los bonos verdes. En ambos casos se ajustan a los principios de la indexación basada en las reglas de la transparencia, diversificación y liquidez, y cumplen con la normativa europea SFDR 8 y SFDR 9, respectivamente.

El primer producto parte de un índice de referencia de bonos corporativos utilizado por inversores de todo el mundo y en el que ya se han invertido miles de millones de euros, conocido como índice matriz. Después, se aplica un filtro de sostenibilidad que tiene en cuenta las normas medioambientales, sociales y de gobernanza y excluye la deuda emitida por compañías con una mala calificación ASG.

El ETF de bonos verdes de Lyxor ha superado los 500 millones de euros

Pueden incluirse en una cartera con bonos tradicionales, sin este tipo de criterios, y tienen potencial para reducir el riesgo sin crear grandes sesgos o desconexiones de rendimiento con el índice principal.

Lyxor ha realizado diversos estudios que indican que los filtros extra de ASG tienen el potencial de mejorar las rentabilidades ajustadas al riesgo, a la vez que facilitan la asignación de activos, ya que una participación de crédito básica puede cambiarse por otra similar.

Lyxor ha elegido Bloomberg Barclays como proveedor de índices para la gama de bonos corporativos sostenibles. Los índices seleccionados recogen los datos de MSCI.“Creemos que es una combinación ganadora para obtener una exposición fiable y sostenible a los mercados de bonos con grado de inversión y de alto rendimiento”, afirma Pedro Coelho, responsable de Sociétété Générale para Lyxor ETF en España, Portugal y Latinoamérica.

Con respecto a los bonos verdes, Coelho destaca que “son un poderoso instrumento para lograr un impacto climático directo dentro de una inversión de estas características”. El objetivo es construir un mundo mejor movilizando la financiación hacia proyectos y activos de gran impacto, cuya selección está determinada por una estricta taxonomía definida por la Iniciativa de Bonos Climáticos (CBI). “Actualmente existe más capital disponible en el planeta que nunca antes en la historia. Y gran parte está invertido en activos con rendimientos negativos o nulos. (...). Tenemos que trasladar ese capital a otros productos que ofrezcan algún tipo de rendimiento, y ese destino será verde, señala Sean Kidney, consejero delegado de CBI.

El ETF de bonos verdes de Lyxor lanzado en 2017 tuvo un impacto significativo en el sector de energía, el área de los edificios sostenibles y en el transporte limpio. Fue el primer ETF de esta tipología a nivel global y ha crecido hasta superar los 500 millones en activos. En 2019, recibió la etiqueta Greenfin, una certificación introducida por el Gobierno francés.

Herramientas de inversión para un mundo mejor

El éxito de una compañía no va a depender solo de sus métricas financieras, sino también de su huella de carbono y de su voluntad de abordar cuestiones sociales más amplias.

Impulso. Si las iniciativas como el plan de acción de la UE consiguen canalizar dinero hacia empresas con alta calificación ASG (ambientales, sociales y buen gobierno), éstas podrán reducir sus costes de financiación. En cambio, las que contaminan más y estén peor gestionadas, recibirán menos apoyo inversor.

Productos. Lyxor cuenta con cinco ETF de crédito ESG y tres de bonos verdes. A través de estos productos se puede invertir en renta fija en esta área. Los ETF de Lyxor constituyen vehículos de inversión eficaces que cotizan en mercados bursátiles y ofrecen una exposición de bajo coste, líquida y transparente al índice de referencia.

Expansión. Lyxor pretende reforzar su gama de ETF climáticos ampliándola a determinados segmentos de la renta fija, así como la de bonos verdes. En total, gestiona cerca de 1.500 millones centrados en el clima. El año pasado fue el primer proveedor de ETF del mundo en lanzar productos alineados con el Acuerdo de París y la neutralidad de carbono para 2050.

Desarrollo. Los ETF que surgieron como instrumentos de asignación táctica para los inversores institucionales, se han convertido en herramientas de ahorro a largo plazo para una gama mucho más amplia de
inversores. “El cambio de enfoque tiene como objetivo abordar las preocupaciones a largo plazo de los inversores, ayudar a la transición a una economía con bajas emisiones de carbono y detectar nuevos temas en un mundo pos-Covid”, comenta Arnaud Llinas, responsable de Lyxor ETF e indexación en Lyxor Asset Management.

Normas
Entra en El País para participar