Fronteras

Marruecos vuelve a cerrar la frontera con Ceuta tras la entrada de más de 8.000 inmigrantes en 24 horas

El Gobierno marroquí ha llamado a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich

Marruecos ha reaccionado finalmente a la masiva entrada de inmigrantes a terreno español y ha vuelto a cerrar la frontera con Ceuta, después de que unas 8.000 personas cruzaran de forma irregular desde el lunes. El Ministerio del Interior de España ha tramitado ya la devolución de unos 4.000 inmigrantes. Además, ha habilitado un sistema de gestión de 24 horas para agilizar estos trámites y un nuevo aumento de efectivos policiales en la zona.

El Gobierno español ha decidido movilizar al Ejército, concretamente a las unidades de La Legión y Regulares, para reforzar a las fuerzas de seguridad en el control de la ciudad,  Los soldados se van a encargar, de la mano de la Policía Local, la Nacional y la Guardia Civil, de "agrupar a los inmigrantes desperdigados" y de prestar todo el "apoyo logístico" que ha reclamado la Delegación del Gobierno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha viajado este martes a Ceuta y Melilla y ha advertido de que va a ser "firme" en restablecer el orden en la frontera con Marruecos.

La decisión de desplegar a las Fuerzas Armadas se ha tomado después de que la Delegación del Gobierno elevara el número de ciudadanos marroquíes que ha accedido irregularmente a la ciudad autónoma durante este lunes bordeando los espigones marítimos del Tarajal y Benzú.

Según la institución, alrededor de 1.500 serían menores de edad, por lo que no podrán ser expulsados de forma expeditiva, como las autoridades españolas esperan poder pactar con Marruecos igual que tras la crisis del último fin de semana de abril, cuando algo más de un centenar de jóvenes súbditos del país vecino entró en territorio español por la misma vía.

Este lunes el número de entradas ha sido infinitamente mayor y fuentes policiales calculan que podría acercarse a las 9.000 personas.

La Administración General del Estado y la Ciudad Autónoma han mantenido una reunión telemática a última hora de la tarde para coordinar el dispositivo de acogida, que se pretende centralizar en las naves comerciales anexas a la frontera, vacías en su mayoría desde el cierre del paso a mediados de marzo del año pasado.

Un varón adulto marroquí ha fallecido a media tarde de este lunes intentando bordear el espigón del Tarajal a nado entre cientos de compatriotas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informó hoy al rey Felipe VI de las medidas que están desplegando ante la crisis migratoria, que también analizó con el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ante la llegada masiva de inmigrantes de forma irregular a Ceuta desde Marruecos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, confirmó la conversación entre Sánchez y Casado de la que previamente había informado el Partido Popular.

Según informó el PP, Casado trasladó "el apoyo a la soberanía nacional de Ceuta y Melilla" y su voluntad de "garantizar la integridad territorial de nuestras fronteras, de inmediato y con todos los medios que sean necesarios, ante la crisis diplomática que sufren los ceutíes".

El líder del PP le pidió el refuerzo de efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil para garantizar la seguridad en el territorio nacional, y del Ejército para proteger la frontera española.

Rabat llama a consultas a su embajadora en Madrid

El gobierno marroquí ha llamado este martes a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, poco después de que esta fuera convocada a la sede del ministerio de Exteriores en España.

Fuentes diplomáticas marroquíes dijeron desconocer por el momento más detalles sobre esta llamada a consultas, que eleva la tensión entre Rabat y Madrid a niveles desconocidos en la última década.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha trasladado a Benyaich, el "disgusto y "rechazo" del Gobierno por la entrada masiva de migrantes a Ceuta y para recordarle que el control de la frontera es una responsabilidad compartida entre los dos países.

Así lo ha explicado la propia ministra en declaraciones a la prensa tras haber recibido en la sede del Ministerio a Benyahich, subrayando que también le ha expresado el deseo del Gobierno de "mirar al futuro y evitar que actos como estos puedan volver a repetirse".

Igualmente, ha pedido el "compromiso" de Marruecos para que quienes han entrado en las últimas horas en Ceuta puedan ser devueltos conforme a los acuerdos existentes.

Normas
Entra en El País para participar