El nuevo jefe de Danone endulzará el giro hacia las métricas financieras

Antoine de Saint-Affrique ha mejorado los resultados de Barry Callenbout, aunque no ha tenido tanto éxito en sostenibilidad

Antoine de Saint-Affrique, CEO de Barry Callenbout y próximo jefe de Danone.
Antoine de Saint-Affrique, CEO de Barry Callenbout y próximo jefe de Danone. reuters

El consejo de Danone nombró el lunes a Antoine de Saint-Affrique, director general de Barry Callebaut, como su nuevo jefe. Los inversores verán con buenos ojos su trayectoria.

Los resultados operativos y bursátiles de Danone, de 39.000 millones de euros, contribuyeron en gran medida a la destitución de Emmanuel Faber. Barry Callebaut lo ha hecho mucho mejor. En seis años al frente, De Saint-Affrique amplió las regiones en las que opera la empresa de 11.000 millones y la transformó de vendedora de productos básicos a proveedora de ingredientes finales más rentables para marcas como Magnum y Hershey’s.

Antes de la pandemia, el margen de beneficio operativo de Barry Callebaut había superado el 8%, desde el 6% de 2016. Desde que De Saint-Affrique asumió el cargo en 2015, la empresa ha devuelto el 105% a los accionistas, frente al 40% de Lindt y el 22% de Danone.

Además, este exoficial de la marina de guerra pasó 15 años en puestos altos de Unilever, y llegó a presidir la división de alimentos, una experiencia muy valiosa para Danone. Al igual que sus grandes rivales, debe gestionar un revoltijo de marcas locales e internacionales. Extraer las líneas de productos de bajo rendimiento sin interrumpir la comercialización de otros requiere precisión. Los activistas la han instado a deshacerse de las marcas menos rentables y de menor crecimiento.

Puede que los fans del liderazgo de Danone en sostenibilidad sientan menos entusiasmo. En 2016, De Saint-Affrique se comprometió a que Barry Callebaut eliminara el trabajo infantil, usara ingredientes sostenibles, fuera neutra en carbono y sacara de la pobreza a 500.000 agricultores. Pero se dio una década para alcanzar estos loables objetivos. Ahora va a la zaga de Lindt en cuanto a la posibilidad de rastrear la procedencia de sus granos de cacao.

Refinitiv califica a Barry Callebaut con B+ en factores ASG; Danone tiene A+. Pero parece poco probable que el nuevo jefe diluya los valores del grupo, consagrados en su estatuto corporativo en 2020. Para los inversores, un mayor enfoque en las métricas financieras debería de ser un alivio.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías