Hostelería

La restauración ve luz al final del túnel tras sus dos mejores meses con el virus

El sector creció en marzo y abril hasta el 70% del negocio previo a la crisis

Varios jóvenes sentados en una en Madrid (España).
Varios jóvenes sentados en una en Madrid (España). Europa Press

La restauración parece confirmar una mejoría en su actividad, muy castigada por el coronavirus, y registró entre marzo y abril los mejores niveles de facturación desde que comenzó la pandemia, si se comparan con los niveles de negocio previos a la misma.

Así lo pone de manifiesto el análisis del primer trimestre del año elaborado por la consultora NPD Group, especializada en el sector, y que mide la actividad de la restauración organizada. Según sus datos, las ventas crecieron en marzo un 25% respecto a los meses de enero y febrero, “gracias a una mayor movilidad y a la mejora de la confianza del consumidor”. Comparado con marzo de 2020, el crecimiento es del 60%, aunque hay que tener en cuenta que todos los negocios de restauración y hostelería cerraron a partir del 14 marzo, salvo los servicios de entrega a domicilio.

Con este dato, el sector cerró el primer trimestre con un descenso del 26% frente al mismo periodo de 2020 y un 39% por debajo de los tres primeros meses de 2019. Sin embargo, el crecimiento de marzo y el que continuó en abril han estrechado esa diferencia hasta un 30%.

Es decir, la recuperación del negocio de la restauración en esos dos últimos meses alcanza el 70% de la facturación que había en marzo y abril de 2019, según confirmaron desde NPD. Es el mejor porcentaje desde que comenzó la pandemia hace ya 14 meses.

“Los datos de marzo son alentadores; vemos cómo se frena la caída respecto a los niveles mensuales prepandemia. Esto parece indicar el inicio de la senda de recuperación de uno de los sectores más castigados por la crisis de Covid-19”, valora Edurne Uranga, directora del sector restauración en NPD en España. “El avance del plan de vacunación y la subida de las temperaturas animará previsiblemente a los consumidores a recuperar el ocio fuera del hogar”, añade.

Los que han ganado peso en las preferencias de los consumidores son los servicios de entrega a domicilio y recogida en el local, fruto de las restricciones impuestas al consumo en los propios restaurantes.

El primero ha registrado un crecimiento de las ventas del 54% durante el primer trimestre, mientras que en el segundo caso el incremento porcentual fue del 11%.

Menos cenas fuera y más pronto

Durante el primer trimestre del año, la continuidad de los toques de queda en las comunidades autónomas hizo que las cenas pasaran a ser, junto a las comidas del mediodía, los momentos de consumo más perjudicados. Además, según NPD, el 39% de las cenas se hicieron antes de las 21:00 horas, cuando un año antes eran el 21,5%.

Normas
Entra en El País para participar