Bridgestone acelera su transformación hacia un proveedor de movilidad sostenible

La compañía destaca la importancia de España en sus planes y no prevé despidos

El director técnico y de operaciones de Bridgestone EMIA, Emilio Tiberio.
El director técnico y de operaciones de Bridgestone EMIA, Emilio Tiberio.

Bridgestone está acelerando su transformación de un fabricante de neumáticos hacia un proveedor de movilidad sostenible y soluciones avanzadas. “Somos conscientes del papel clave que tiene la movilidad en la lucha contra el cambio climático y, por tanto, entendimos que este nuevo enfoque estratégico era imprescindible”, señala a CincoDías el director técnico y de operaciones de Bridgestone EMIA, Emilio Tiberio.

En este contexto, el directivo resalta que la compañía se ha comprometido con una reducción del 50% de sus emisiones de CO2 para 2030 y con el uso de materiales 100% sostenibles para 2050. Conectividad, autonomía, compartida y eléctrica son los ámbitos en los que Bridgestone pone el foco, apoyándose en “una potente inversión” en I+D- a nivel global [destina 720 millones de euros al año].

Por otro lado, y en lo que se refiere a producto, Tiberio explica que la firma ha desarrollado recientemente dos tecnologías: Enliten, que permite una muy baja resistencia a la rodadura, ayudando a conservar la carga de la batería de los vehículos eléctricos y que ha presentado de la mano de su socio Volkswagen y su modelo ID.3; y Tchsyn, que ha desarrollado junto con Arlanxeo y Solvay y que combina caucho sintético químicamente optimizado con sílice fabricada a medida para crear neumáticos con hasta un 30% más de eficiencia en relación al desgaste y una reducción de hasta el 6% en resistencia a la rodadura.

Bridgestone también ha anunciado recientemente una exclusiva colaboración con la startup Lightyear en el primer coche eléctrico solar de largo recorrido del mundo, que se fabricará en Países Bajos. Tendrá un precio en torno a los 150.000 euros antes de impuestos y llegará al mercado en 2022.

El directivo resalta la importancia que tiene España para la firma y destaca que las plantas de Burgos, Puente de San Miguel (Cantabria) y Bilbao son de las “más relevantes” que opera en Europa. “Sin duda, se trata de un país muy importante en nuestra estrategia como parte de nuestra región Suroeste”, subraya. Asegura que Bridgestone no planea despidos en el país, donde emplea a unas 3.000 personas, como sucedió en Francia.

Normas
Entra en El País para participar