Renovables

Acciona Energía dará hasta el 50% del beneficio en dividendos tras salir a Bolsa

El presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, asegura que la OPV de la filial les proporcionará el músculo financiero necesario para aprovechar la oportunidad del cambio climático

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Acciona sigue adelante con la OPV de su filial de renovables, que espera ejecutar antes de que concluya el primer semestre. El presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, ha asegurado en una presentación ante inversores, analistas y periodistas que la salida a Bolsa de la filial proporcionará el músculo financiero necesario para aprovechar la oportunidad del cambio climático. La remuneración prevista para los accionistas se situará entre el 25% y el 50% del beneficio.

Está previsto que la compañía rompa todos los vínculos de financiación con su matriz, y para ello ya tiene listo un crédito verde de 2.500 millones, al tiempo que prepara emisiones de deuda a corto, medio y largo y medio plazo. Su objetivo es lograr una nota de rating de inversión. Es decir, al menos de BBB-, según fuentes financieras.

ACCIONA 144,10 2,20%

Los coordinadores de la salida a Bolsa serán los grandes nombres de la banca de inversión estadounidense, Citi, Goldman Sachs, Morgan Stanley y JPMorgan. También estará Bestinver, perteneciente al grupo Acciona, así como Santander, aunque en un segundo escalón. Las valoraciones preliminares de Acciona Energía se sitúan en el entorno de los 5.000 millones de euros si incluir la deuda, pero el rango de precios definitivo se conocerá previsiblemente el próximo mes, una vez que la CNMV haya aprobado el folleto de la salida a Bolsa.

El estreno en Bolsa con caídas del 15,25% de Ecoener del pasado martes, que tuvo que reducir su ampliación de capital a la mitad, de 200 a 100 millones de euros, y el aplazamiento de la salida al mercado de Opdenergy no amedrentan a Acciona. La compañía ha presentado este viernes la hoja de ruta de OPV de su filial, de la que espera colocar un 30% antes de que finalice junio, con el mantra de duplicar su capacidad instalada desde los actuales 10,7 gigavatios hasta los 20 en cinco años  y llegar a los 30 en 2030. El crecimiento previsto será al 50% en energía solar y en eólica, con una inversión de unos 7.800 millones de euros en el próximo lustro.

Acciona Energía logró un ebitda de 859 millones el año pasado, frente a los 926 de 2019 y a los 832 de 2018. En el ejercicio 2020, el 80% de su beneficio operativo bruto, que obtuvo en los 16 países en los que opera –con especial relevancia de España, que representó el 41%– correspondió a la energía eólica en tierra (on shore, en la jerga).  En los tres primeros meses de este ejercicio, su ebitda subió un 22%, hasta los 297 millones. 

Una de las promesas de Acciona es que su filial tendrá nota de grado de inversión (BBB-, según Standard & Poor's y Fitch, y Baa3, según Moody's), para salir al mercado de deuda con bajo coste, según fuentes financieras. La ratio de deuda neta respecto al ebitda a largo plazo se mantendrá por debajo de las cuatro veces, con el objetivo de cerrar 2021 con entre 2,1 y 2,3 veces.

Retribución

A diferencia de otras firmas de energías renovables, Acciona, con un historial de 30 años en el sector, sí promete atractivos dividendos, de entre el 25% y el 50% del beneficio, si bien siempre dará prioridad a las inversiones  y al mantenimiento del rating.

El objetivo de la matriz es emplear los ingresos para reducir deuda, y la filial romperá las relaciones que mantiene con ella en cuanto a financiación. Para ello, Acciona Energía ya ha firmado un crédito de 2.500 millones de euros ligado a criterios sostenibles. De entrada, ha capitalizado una parte de la deuda que mantiene con su filial y está negociando otras líneas bilaterales de financiación.

Así, a cierre de 2020, la deuda bruta de la filial a cierre del año pasado era de 3.912 millones, con 2.908 que debe a la matriz y que serán sustituidos por el crédito mencionado. Este tendrá un coste inicial de entre 70 y 95 puntos básicos, si bien el coste estará vinculado a la ratio de deuda frente a ebitda y a las calificaciones crediticias.

Normas
Entra en El País para participar