Banca

Los sindicatos piden prejubilaciones en CaixaBank a partir de los 50 años

El banco contrata a LHH, de Adecco, y a McKinsey para llevar a cabo las recolocaciones de los empleados que salgan con su ERE

Oficina de CaixaBank
Oficina de CaixaBank

CaixaBank y los sindicatos han vuelto a reunirse hoy, justo un día antes de que la entidad presente sus primeros resultados correspondientes al primer trimestre, tras absorber a Bankia. En esta reunión el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri  tampoco ha avanzado mucho en sus negociaciones, como ha ocurrido en el caso de BBVA. 

La excaja de ahorros ha presentado a los sindicatos las empresas que ha contratado para tartar de recolocar a los 7.800 empleados que decidan acogerse al ERE de CaixaBank: LHH, de Adecco, con asesoramiento de McKinsey, que hará su informe con las previsiones hasta 2023. También ha contratado a General Assembly (también del Grupo Adecco).

Los sindicatos, por su parte, han reclamado prejubilaciones a partir de los 50 años, con el 70% del salario bruto pensionable, para los nacidos entre 1970 a 1972 piden el 65% del salario para los que salgan de la entidad, y para el resto, es decir, para los nacidos a partir de 1973 los sindicatos han reclamado 50 días por año trabajado con un límite de 36 meses.

Reclaman que todas las salidas sean voluntarias y con prejubilaciones, ya que el banco puede costear los despidos con el fondo de comercio negativo, y que el ERE se lleve a cabo durante tres ejercicios, hasta 2023.

Además, piden el pago del convenio especial de la Seguridad Social, revalorizable hasta la fecha de jubilación, además de la aportación al plan de pensiones de empleo y el mantenimiento de la póliza sanitaria, así como del resto de los beneficios sociales y condiciones financieras.

Mañana los delegados de todos los sindicatos representados en la entidad llevarán a cabo la primera concentración en Valencia, mientras que el banco presenta allí sus resultados del primer trimestre.

Según ha explicado la entidad, la consultora McKinsey realizará un estudio de la situación actual del mercado laboral a escala provincial, Lee Hecht Harrison (Grupo Adecco) desarrollará el programa de recolocación externa y General Assembly (también del Grupo Adecco) se encargará de la formación digital.

El estudio que elaborará la consultora, apalancado en las herramientas de McKinsey Global Institute (MGI), pondrá especial atención en todas aquellas regiones en las que la reestructuración tendrá un impacto mayor.

McKinsey colaborará con diversas entidades sectoriales en el análisis de las perspectivas económicas por territorios, así como en la identificación de los sectores con mejores expectativas de evolución y los perfiles profesionales necesarios para cubrir la demanda de talento de las nuevas empresas emergentes a escala local y con el mayor nivel de detalle posible.

El plan de recolocación incluye un paquete de medidas que el banco pondrá por primera vez en marcha para conseguir un trabajo estable y ajustado a su perfil profesional para el 100% de los empleados que abandonen su empleo y quieran reincoporarse al mercado laboral.

CaixaBank ha asegurado que quienes se acojan al plan contarán con apoyo para identificar las ofertas de trabajo adecuadas a su perfil y afrontar los procesos de selección, así como para diseñar un proyecto laboral de futuro personalizado de una manera "profunda y detallada"
para redefinir su propio plan de carrera.

La propuesta incluye desde un plan de consultoría ilimitado, sesiones de 'coaching' y acceso a más de 16.000 cursos de la plataforma internacional de Lee Hecht Harrison para la adquisición de nuevas competencias y la recapacitación, cuando sea necesario, hacia perfiles más cercanos a las
nuevas demandas laborales.

El plan de formación podrá completarse con otro tipo de cursos cuando estos sean recomendables para potenciar el proyecto laboral que desea emprender el empleado. Asimismo, los miembros del programa recibirán ayuda y asesoramiento para reforzar su marca personal y su visibilidad
en redes sociales y foros relevantes para su especialidad, según informa el banco.

Con el objetivo de consolidarse en su nuevo puesto de trabajo, los candidatos contarán con un plan de acompañamiento de forma indefinida hasta que se encuentren asentados en su nuevo trabajo. Si tras aceptar una oferta de trabajo consideran que el puesto no responde a sus expectativas o al proyecto profesional que quieren emprender, los trabajadores podrán
volver a acogerse al plan.

 PLAN TRANSFERIBLE A FAMILIARES

El plan de recolocación dedica un capítulo a la creación de proyectos de emprendimiento y a la colaboración con startups, pues la entidad entiende que muchas de ellas son demandantes de perfiles especialistas en finanzas y orientación al cliente.

Para los interesados en enfocar su carrera desde un punto de vista internacional, ofrece la posibilidad de realizar la búsqueda de empleo en varios países, así como un programa especial para quienes valoren la posibilidad de incorporarse como consejeros independientes a otras
compañías.

CaixaBank también ha dispuesto un paquete especial de medidas para atender al colectivo de mayores de 50 años, que habitualmente suele encontrar más dificultades para mantenerse en el mercado laboral.

Los empleados también pueden transferir la ayuda del plan a un familiar de primer grado (hijos o pareja) que esté en situación de desempleo o desee mejorar en su carrera.

Para CC OO, sindicato mayoritario en CaixaBank, la presentación le parece "interesante", pero siempre que se trate de salidas voluntarias; y considera los criterios de meritocracia como una fórmula por la que las personas quedarán "marcadas y estigmatizadas para incorporarse al mercado laboral".

Normas
Entra en El País para participar