Transporte

Norwegian hará un ERE en España para despedir a 1.191 trabajadores

El recorte, tras más de un año de ERTE por fuerza mayor, afectaría a un 85% de la plantilla

Uno de los aviones de la aerolínea Norwegian.
Uno de los aviones de la aerolínea Norwegian.

La aerolínea que revolucionó el sector aéreo con sus vuelos de bajo coste y larga distancia, Norwegian, va a abrir esta semana la negociación de un drástico recorte en España. Los sindicatos Sepla y USO han denunciado esta mañana el plan de prescindir del 85% de la plantilla, lo que supone el cierre de las bases canarias y la de Barcelona-El Prat. La nórdica, que se acogió a la figura ERTE por fuerza mayor para combatir el impacto de la pandemia en sus operaciones, prescindiría de 1.191 trabajadores. Las negociaciones con los sindicatos van a prolongarse durante un mes.

"Con tempos e instrumentos diferentes, debido a los diferentes regímenes legales en vigor, se trata de un proceso de restructuración que Norwegian ha llevado a cabo en todos y cada uno de los mercados donde la compañía ya tenía operaciones: los países nórdicos, el Reino Unido, los Estados Unidos, Italia y Francia", explica la nórdica.

La decisión, argumentan las centrales sindicales, supone el cese definitivo de los vuelos de largo radio desde Barcelona. También derivaría en “un brutal recorte” de las operaciones de corto y medio radio.

Tres de las cinco bases de corto radio de Norwegian en España, las de Barcelona, Gran Canaria y Tenerife Sur, quedarían sin tripulaciones, manteniéndose activas la de Málaga y la base de Alicante con solo un avión cada una.

Desde Sepla y USO se han manifestado quejas por los planes de “crecimiento” en Dinamarca y Finlandia, donde Norwegian estaría contratando pilotos. Los representantes de la plantilla en España creen que la intención es sustituir buena parte de la producción en España con la flota y equipos basados en esos países europeos.

El hundimiento de una referencia

El ajuste de personal en España se producirá tras el cese de las operaciones de larga distancia de la compañía y la adaptación, a la baja, de las de corta distancia, tal y como se anticipó el pasado 14 de enero. Norwegian atenderá vuelos domésticos en Noruega y contadas rutas hacia el resto de Europa con aviones de pasillo único en este 2021. Su intención es subir a 70 aparatos el próximo ejercicio.

Norwegian cerró 2019 con una flota de 156 aviones, de los que 37 eran de larga distancia (Boeing 787 Dreamliner) y 119 de corta distancia o de pasillo único (Boeing 737). Una vez estimada la producción para este y el siguiente año, la low cost confirma que salva las dos bases citadas en España, pero no hay fecha para el reinicio de los vuelos. "El calendario de reapertura de dichas bases está sujeto al ritmo de levantamiento de las restricciones gubernamentales de viaje y a la consiguiente velocidad de reapertura de las diferentes economías europeas", argumenta a través de un comunicado.

Norwegian prevé que para el verano de 2022 tendrá seis aviones con base en España (tres en Alicante y otros tantos en Málaga) y una necesidad de tripulantes en la región de 215 efectivos, entre pilotos y TCP. "El número final de personas finalmente empleadas puede acabar siendo más elevado y ello dependerá de los acuerdos a que lleguen sindicatos y empresa en lo relativo a tipos de contrato y reducciones de jornada, entre otros elementos".

La empresa asegura mantener el compromiso con España, en la que lleva más de un año sin operaciones, en un momento en que se ha retirado de la práctica totalidad de sus mercados, a excepción de los nórdicos.

Normas
Entra en El País para participar