Telecomunicaciones

La operadora holandesa KPN rechaza una opa por 12.500 millones

EQT y Stonepeak Infrastructure Partners valoran la compañía en 18.000 millones, asumiendo 5.200 millones de deuda

La operadora holandesa KPN rechaza una opa por 12.500 millones

La operadora de telecomunicaciones Royal KPN, con sede en Rotterdam, ha rechazado una oferta de tres euros por acción del fondo sueco EQT Partners y del estadounidense Stonepeak Infrastructure Partners que habría ofertado alrededor de 12.500 millones de euros, informó Financial Times el domingo, citando a varias fuentes con conocimiento directo de las conversaciones.

La oferta por la operadora holandesa supone que KPN alcanza los 18.000 millones de euros de valor, asumiendo una deuda de 5.200 millones, según una información adelantada por The Wall Street Journal. La oferta de tres euros por acción ofrece una pequeña prima respecto a los 2,7 euros con los que la compañía cerró la semana bursátil.

Los fondos de capital riesgo EQT y Stonepeak Infrastructure Partners han estado interesados en KPN, que tiene la red de fibra óptica más grande de los Países Bajos, desde el año pasado y comenzaron a realizar la due dilligence en abril.

En sus negociaciones con KPN, EQT había tratado de llegar a un acuerdo amistoso, informó Bloomberg. Los dos pretendientes ahora están considerando si elevar su oferta.

KPN ha estado tratando de evitar la disminución de las ventas durante más de una década, ha tenido que recortar costes y buscar nuevas fuentes de ingresos. También se enfrenta a la competencia de gigantes europeos como Vodafone.

El acuerdo sería una de las adquisiciones de capital riesgo más grandes de Europa, según muestran los datos de Refinitiv y recoge Financial Times. Sería similar al impulsado por Advent International y Cinven, que compraron el año pasado el negocio de ascensores de Thyssenkrupp en un acuerdo de 17.200 millones y que fue el de mayor tamaño en varios años.

El principal impedimento para una compra podría ser el gobierno holandés y si permitiría que un consorcio de capital riesgo internacional adquiera un activo nacional crítico. KPN ha sido visto durante mucho tiempo como un posible candidato para una compra, pero los posibles compradores se han visto disuadidos por el riesgo político. América Móvil, la empresa mexicana de telecomunicaciones controlada por el multimillonario Carlos Slim, intentó adquirir KPN por 7.200 millones de euros en 2013, pero fue bloqueado por la intervención de una fundación independiente vinculada al grupo de telecomunicaciones, recuerda FT.

Normas
Entra en El País para participar