Distribución

Eroski creció un 2,1 % en ventas en 2020 y superó los 5.300 millones

Subida del 8,6% en alimentación que compensa la caída en los negocios afectados por la Covid-19

Supermercado de Eroski en Bilbao.
Supermercado de Eroski en Bilbao.

Eroski creció un 2,1 % en ventas el ejercicio anterior, al contabilizar unos ingresos de 5.376 millones. El sector de la distribución fue de los pocos que se salvó de los efectos negativos de la pandemia al disparar el consumo de los hogares. El grupo, que cierra su balance al 31 de enero, sí que sufrió el impacto de la Covid-19 en la caída de facturación en otras divisiones, como las gasolineras, las tiendas de artículos deportivos y las agencias de viajes.

El negocio de alimentación de la cooperativa aumentó un 8,6 %, al superar los 5.000 millones, casi la totalidad de la facturación del año anterior. El grupo que preside Agustín Markaide logró este incremento pese a las desinversiones en establecimientos, con las que recortó su capacidad en superficie de venta en 40.000 metros cuadrados.

Eroski ha subido su cuota en la zona norte de España. Ha ganado un 0,3 % para situarse con un porcentaje del 13,3 %. Es el segundo distribuidor en alimentación en la franja del Cantábrico y en comunidades limítrofes, además de en las islas Baleares. En esta zona ha concentrado su estrategia de crecimiento.

La pandemia multiplicó por cuatro las ventas del canal online de Eroski, donde tiene una cuota del 20 % en los citados mercados. En 2020, la corporación abrió 52 tiendas franquiciadas y 20 propias. Y transformó 92 establecimientos al modelo contigo, que ha impulsado las ventas.

La mayor actividad propició 900 contrataciones para fijar una plantilla de 29.806 personas, un 3 % más que en 2019. Eroski suma 250 socios y totaliza ya 8.954 cooperativistas.

Eroski anunciará el próximo mes de mayo el resultado final de 2020. En el primer semestre de 2020 ganó 48 millones.

Por otro lado, Eroski ha abierto un nuevo supermercado en el barrio Lasesarre de Barakaldo (Bizkaia), dentro de su estrategia de reforzar la red de establecimientos de proximidad. El consumidor vuelve a apostar por las compras en las tiendas de su entorno, una tendencia que se ha reforzado por las restricciones de movilidad a cuenta de la pandemia.

El centro ocupa el local de una antigua discoteca, denominada Anaconda y que fue muy popular en la vida social de la margen izquierda del Nervión. Bajo la enseña Eroski City, el establecimiento dispone de una sala de ventas de más de 1.000 metros cuadrados. En esta línea de aperturas, el grupo inaugurará el 3 de mayo en Vitoria su nuevo centro de distribución de productos frescos.

Normas
Entra en El País para participar