Aeropuertos

El regulador de la aviación británico rechaza el plan de Heathrow para recuperar las pérdidas por el Covid

Rechaza la propuesta para recuperar mediante un incremento de las tasas aeroportuarias casi 3.000 millones de euros, pero accede accede a un "reajuste temprano limitado" de la base de activos regulados por valor de 345 millones de euros

Terminal 2 del aeropuerto londinense de Heathrow.
Terminal 2 del aeropuerto londinense de Heathrow.

La Autoridad de la Aviación Civil (CAA, en inglés) del Reino Unido ha rechazado este martes una propuesta del aeropuerto de Heathrow, participado por la española Ferrovial, para recuperar mediante un incremento de las tasas aeroportuarias los 2.600 millones de libras (casi 3.000 millones de euros) de pérdidas que dice afrontar por la pandemia.

No obstante, la CAA reconoce que son "circunstancias excepcionales" y accede a un "reajuste temprano limitado" de la base de activos regulados (RAB, en inglés) del aeródromo por valor de 300 millones de libras (345 millones de euros), que podrá recaudar con un aumento de sus cargos a consumidores y aerolíneas a partir de 2022.

En un comunicado, el director de la CAA, Paul Smith, declaró que una intervención a la escala requerida por el aeropuerto londinense "es desproporcionada y no va en el interés de los consumidores".

El reajuste inferior del RAB aprobado "incentivará y permitirá a Heathrow mantener la inversión y la calidad de su servicio y ser proactivo para apoyar un posible auge de la demanda este año", añadió.

La CAA confirmó que también ha autorizado incorporar al RAB de Heathrow 500 millones de libras (575 millones de euros) anteriores relativos a las obras de su tercera pista entre 2017 y 2020, lo que podrá recuperar asimismo mediante sus cobros a terceros a partir del año que viene.

El regulador se compromete a examinar las otras peticiones del aeropuerto en la próxima revisión de precios, que empieza en enero de 2022.

Al igual que otras empresas en mercados regulados en el Reino Unido (como el de infraestructuras), Heathrow opera bajo un modelo de financiación en base a un cálculo periódico de su RAB, de manera que recupera sus inversiones con cargos por usar sus instalaciones y servicios.

El reajuste "temprano y limitado" del RAB anunciado hoy ha sido considerado insuficiente por el aeropuerto y condenado por las aerolíneas, que argumentan, entre otras cosas, que Heathrow debería recurrir a sus accionistas para obtener capital frente a sus pérdidas.

Un portavoz de Heathrow dijo que la CAA "ha fracasado" al aprobar un reajuste del RAB (por esos 300 millones de libras) "que se queda corto".

"Esto socavará la confianza de los inversores en los negocios (de sectores) regulados del Reino Unido y pone en riesgo la agenda de infraestructuras del Gobierno", sostuvo la fuente.

Por su parte, el grupo hispano-británico de aviación IAG expresó su "profunda decepción" por la modificación del RAB -que conllevará un incremento de los cargos a las aerolíneas-, al juzgar que "penalizará injustamente a los consumidores".

"Durante más de siete años, los pasajeros ya han pagado los cargos aeroportuarios más altos que tiene Heathrow para cubrir el riesgo de que hubiera menos tráfico (de pasajeros). Mientras tanto, los accionistas de Heathrow han ganado casi 4.000 millones de libras (4.600 millones de euros) en dividendos", lamentó IAG, matriz de la británica British Airways (BA), la irlandesa Aer Lingus y las españolas Iberia, Vueling y LEVEL.

Normas
Entra en El País para participar