Banca

Credit Suisse cree excesivo el optimismo del mercado sobre CaixaBank y la rebaja a neutral

Cree que el margen de negocio sufrirá con la caída del euríbor y el fin de las líneas TLTRO del BCE

Credit Suisse cree excesivo el optimismo del mercado sobre CaixaBank y la rebaja a neutral

Credit Suisse ha rebajado su recomendación para CaixaBank tras la presentación de resultados de spbreponderar a neutral si bien mantiene su precio objetivo de 2,7 euros por acción, lo que deja un potencial de subida desde los niveles actuales del 7,5%.

Afirma que CaixaBank, que acaba de echar a andar su integración con Bankia ya como una sola entidad, tendrá más dificultades en su margen de intermediación de lo que espera el mercado, a pesar de que tenga a su favor el ahorro de costes por las sinergias de la fusión y el fuerte recorte de plantilla anunciado, y un modelo de ingresos con fuerte peso de las comisiones por fondos y seguros.

Para Credit Suisse, “el mercado se mantiene excesivamente optimista sobre las perspectivas del margen de intermediación de CaixaBank”. En su opinión, la entidad afronta los desafíos, comunes al conjunto de la banca del sur de Europa, de un ligero crecimiento del crédito y de la caída del euríbor. Así, en el corto plazo la firma suiza espera más presión en los márgenes por el exceso de liquidez y un euríbor aún más bajo en la revisión anual de los créditos que recortará los precios en todos los segmentos. Y en el medio plazo, advierte de la elevada dependencia de CaixaBank de las líneas de liquidez TLTRO del BCE, con las que obtiene una bonificación del 1% que suma en el margen de negocio, pero que finalizará en junio de 2022. 

Credit Suisse prevé que CaixaBank sufra un impacto de 300 millones de euros en su margen de intermediación de 2021 por el efecto de la repreciación de la caída del euríbor en sus créditos y por el vencimiento de las carteras de deuda ALCO. Y a esto añade una pérdida de 212 millones en 2022 y de 220 millones en 2023 por la finalización de las actuales bonificaciones del BCE en sus inyecciones de liquidez.

Como contrapeso, Credit Suisse destaca la mayor resistencia de los ingresos de CaixaBank, en especial en lo relativo al negocio de seguros, y la perspectiva positiva por el control de costes, tras el anuncio de un ajuste de plantilla de casi 8.300 empleados. Es más, cree que se generarán más sinergias de la fusión con Bankia de las anunciadas con las que compensar la peor perspectiva para el margen de intereses.

Entre la banca del sur de Europa, Credit Suisse prefiere entidades más diversificadas tanto geográficamente como en su modelo de negocio, como Santander e Intesa San Paolo.

 

 

 

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar