Banca

Calviño critica los altos sueldos de los directivos bancarios y tratará de "minimizar" el ERE de CaixaBank

Tratará de "minimizar" el ERE y llama a la banca a actuar con responsabilidad

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia calviño, responde a la pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Iván Espinosa de los Monteros, durante la Sesión de Control al Ejecutivorn
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia calviño, responde a la pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Iván Espinosa de los Monteros, durante la Sesión de Control al Ejecutivo CONGRESO

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que anunció ayer CaixaBank para despedir a 8.291 empleados, el 18,67% de la plantilla, se ha colado de lleno entre los políticos y el Gobierno. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha criticado los elevados sueldos de los banqueros, y ha anunciado que pretende minimizar los despidos de CaixaBank, entidad en la que el Estado es el segundo accionista, con el 16,1% de su capital.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha iniciado públicamente una batalla contra el salario de los banqueros, algo que la sociedad lleva tiempo criticando, además de los supervisores y en esta ocasión los sindicatos.

La respñonsable de Economía ha llamado este miércoles a CaixaBank y a la banca en general a "actuar con responsabilidad" tras el ERE anunciado por esta entidad para 8.291 trabajadores, y ha afirmado que el Gobierno va a "seguir indicando, marcando claramente, una línea que, ahora que se abre un proceso de negociación, minimice el impacto negativo sobre el empleo".

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso, tras asistir a la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja, Calviño ha asegurado que, ante los retos a los que se enfrenta el sector, el Gobierno ha "venido instando" desde hace tres años a "buscar y trabajar activamente en alternativas" y "hacer todo lo posible" para evitar los despidos.

La vicepresidenta segunda del Gobierno ha calificado como "inaceptables" los "altos sueldos y bonus pagados a directivos de las entidades", y ha asegurado que supone "una preocupación" que el Gobierno ha trasladado durante todo este tiempo tanto a las propias entidades como al Banco de España.

"Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas", ha aseverado.

Buscar alternativas

Calviño ha reconocido que el sector financiero "se encuentra inmerso en un proceso de reestructuración" por su "situación de pérdida de rentabilidad", ante "retos" derivados de los bajos tipos de interés, la digitalización o la creciente competencia.

Por ello, ha asegurado que durante estos años han venido "advirtiendo" de la necesidad de "adoptar determinadas medidas para cambiar el rumbo de las entidades y del sector en su conjunto" que "minimizasen el impacto negativo sobre el empleo".

"Esa es la línea que vamos a seguir teniendo. Creo que las entidades y el sector financiero en su conjunto debe actuar con responsabilidad y tratar de buscar todas las alternativas posibles", ha instado la vicepresidenta, asegurando que la destrucción de empleo prevista supone "una pérdida de valor y capital humano que simplemente España no puede permitirse".

Sus declaraciones contrastan con las afirmaciones realizadas el martes por su colega en el Gobierno, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, quien aseguró que, de no haberse producido la fusión entre CaixaBank y Bankia, “se estaría asistiendo a un expediente [de regulación de empleo] muy superior” al presentado por el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri. Aunque añadió que el Gobierno “siempre lamenta” un ERE.

Podemos y PP

Unidas Podemos también se refirió ayer al ERE de CaixaBank al reclamar al Estado que utilice su participación en la entidad para defender el “empleo y el interés público”. “La representación del Estado en la entidad no puede asentir pasivamente a esta decisión, sino que debe usar su participación para promover un cambio en la actitud de la dirección, defendiendo el empleo y el interés público”, subrayó el responsable de Economía de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, mediante un vídeo publicado en Twitter.

El presidente del PP, Pablo Casado, por su parte, reconoció que el ERE planteado por CaixaBank, el mayor llevado a cabo por un banco en España, es una “mala noticia”, pero apuesta por desligarlo de “la buena noticia” que supone que el sistema financiero español “se fortalezca”.

Normas
Entra en El País para participar