Deporte

Madrid y Barça se quedan solos en la Superliga tras salir el Atlético y todos los italianos

La Juventus, uno de los impulsores, hace oficial su renuncia

Una pancarta contra la Superliga en los exteriores del estadio del Liverpool.
Una pancarta contra la Superliga en los exteriores del estadio del Liverpool. REUTERS

El proyecto de la Superliga europea certifica su fracaso apenas tres días después de nacer. Real Madrid y Barcelona son los únicos que siguen en el barco del ambicioso proyecto futbolístico, después de que los otros 10 socios con los que lo impulsaron lo hayan abandonado de forma oficial. El último la Juventus de Turín, que cree que "en la actualidad hay pocas posibilidades de que el proyecto se complete en la forma originalmente concebida", según dice en un comunicado.

El propio presidente de la entidad, Andrea Agnelli, también vicepresidente de la Superliga, ancitipó la decisión durante la mañana. "Estoy convencido del atractivo del proyecto", dijo el que era principal valedor de la iniciativa junto a Florentino Pérez. "Pero hay que reconocerlo... No creo que el proyecto pueda seguir avanzando en este momento", declaró a Reuters.

Tras la salida en bloque de los seis equipos ingleses en la madrugada del miércoles, hoy le ha tocado el turno a los italianos. Junto a la Juventus, el AC Milan y el Inter habían anunciado durante la mañana de hoy su salida. También lo ha hecho el Atlético de Madid, el único de los tres españoles involucrados en la iniciativa que ha abandonado la Superliga.

. En un comunicado hecho público en su página web, el club explica que su consejo de administración, reunido este miércoles, "ha decidido comunicar formalmente a la Superliga y al resto de clubes fundadores su decisión de no formalizar finalmente su adhesión al proyecto". 

"El Atlético de Madrid tomó la decisión el pasado lunes de sumarse a este proyecto atendiendo a unas circunstancias que a día de hoy ya no se dan. Para el club es esencial la concordia entre todos los colectivos que integran la familia rojiblanca, especialmente nuestros aficionados. La plantilla del primer equipo y su entrenador han mostrado su satisfacción por la decisión del club, al entender que los méritos deportivos deben primar por encima de cualquier otro criterio", añade el comunicado.

En similares términos se expresó después el AC Milán. "Las voces y las preocupaciones de los aficionados de todo el mundo se han expresado claramente sobre la Superliga, y el AC Milan debe ser sensible a la voz de los que aman este maravilloso deporte", dijo el club lombardo.

Los organizadores del torneo ideado a espaldas de UEFA y FIFA lanzaron un comunicado en la madrugada del miércoles en el que explicaban que, "dadas las circunstancias, vamos a reconsiderar las medidas apropiadas para rediseñar este proyecto, teniendo siempre en mente ofrecer a los aficionados la mejor experiencia posible y reforzar la solidaridad para toda la comunidad futbolística". Poco antes se había concretado la renuncia en bloque de los seis equipos ingleses, Manchester United, Manchester City, Liverpool, Tottenham, Arsenal y Chelsea.

El ambicioso proyecto para reformar la industria del fútbol, que planteaba unos ingresos de 3.500 millones como pago inicial a sus fundadores y alrededor de 4.000 en concepto de derechos audiovisuales, ha certificado su fracaso. Las presiones gubernamentales, principalmente del gobierno británico, y la oposición generalizada de aficionados e incluso de jugadores y entrenadores de los equipos involucrados, ha dado la puntilla a una competición nacida para "salvar al fútbol", como dijo el presidente del Real Madrid y de la Superliga, Florentino Pérez, este lunes.

Normas
Entra en El País para participar