Philipp Gmür: “Con Caser, España ya supone el 20% del beneficio de Helvetia”

El consejero delegado de la multinacional suiza explica la compra de la aseguradora

Philippe Gmür, consejero delegado del grupo suizo de seguros Helvetia.
Philippe Gmür, consejero delegado del grupo suizo de seguros Helvetia.

Pilipp Gmür (Lucerna, 1963) es el máximo ejecutivo del grupo asegurador suizo Helvetia. La compañía, con sede en Saint Gallen y fundada en 1858, protagonizó el año pasado una de las operaciones más importantes en España de la última década: la adquisición del 70% de Caser, una aseguradora creada por un grupo de cajas de ahorros. La firma suiza desembolsó 780 millones de euros.

La pandemia del coronavirus ha provocado que los directivos de Helvetia apenas hayan podido visitar España tras cerrar el acuerdo de compra de Caser. La revisión de la compañía y el diseño de nuevos planes de negocio han tenido que hacerse por medio de reuniones virtuales. Algo insólito. Gmür visitó la sede central de Caser, en Madrid, el viernes pasado y tuvo un encuentro con medios para explicar el proyecto.

“Estamos encantados con esta inversión, con el mercado asegurador español y con la economía española. Creemos que tiene mucho futuro”, explica Gmür.

Helvetia es uno de los grandes grupos aseguradores en Suiza, con el liderazgo en seguro directo a través de su filial Smile, y desde hace 12 años se ha propuesto crecer en otros mercados.

“Estamos encantados con esta inversión, con el mercado asegurador español y con la economía española. Creemos que tiene mucho futuro”

El grupo ha comprado compañías de seguros medianas y especializadas en Italia, Francia y Austria. En España, Helvetia tenía presencia desde 1986, con la compra de la aseguradora Cervantes. Después adquirió La Vasco Navarra y Previsión Española. Tras fusionarlas, fijó las oficinas centrales de Helvetia Seguros, en Sevilla, con una importante cuota tanto en Andalucía como en Navarra.

Helvetia Seguros y Caser seguirán operando de forma independiente. En primer lugar, porque el grupo suizo solo tiene el 70% del accionariado de Caser. En segundo lugar, porque ambas tienen marcas muy consolidadas y ámbitos geográficos de influencia distintos. Y, en tercer lugar, porque el modelo de distribución es muy diferente: Helvetia Seguros se concentra en la venta a través de mediadores (agentes y corredores), mientras que Caser se basa en sus alianzas de bancaseguros con Ibercaja, Unicaja y Liberbank, todas ellas accionistas del 30% de Caser y, las dos últimas, ultimando su fusión.

A pesar de que Helvetia Seguros y Caser no se van a fusionar, la compra por parte del grupo suizo sí que conllevará algunas sinergias operativas. “Caser se podrá beneficiar de nuestro tamaño para conseguir mejores condiciones a la hora de financiarse y mejores precios en los reaseguros, lo que abaratará costes” reflexiona Gmür.

El grupo helvético tampoco tiene previsto renunciar a la marca Caser.

"No vamos a vender el negocio de residencias y clínicas porque creemos que genera un ecosistema interesante"


La mayor compra del grupo

“La compra de Caser ha sido la mayor en la historia de Helvetia, y creemos que su encaje dentro del grupo es perfecto”, apunta el directivo. Uno de los factores que llevó a la aseguradora suiza a apostar fuerte por España es que quiere tener un balance más equilibrado entre seguros de vida y seguros generales (coches, accidentes, negocios...). En este sentido, “Caser tiene un negocio muy potente en seguros de no vida, lo que nos interesaba especialmente”.

Además, la aseguradora española tiene una importante división no financiera, con negocios de clínicas y residencias de ancianos. “Esta parte del negocio es muy atractiva, porque configura un ecosistema muy interesante en el que creemos que podemos aportar mucho valor al cliente. No tenemos ninguna intención de venderla”, explica Gmür.

A la espera de la presentación definitiva de las cuentas de Caser de 2020, el peso de España en el grupo Helvetia rondará el 20%, aportando unos 2.000 millones de primas, de los 10.000 ingresados. “En cuanto al beneficio, creemos que contribuirá con el 20% o incluso más”, comenta el directivo.

El ejecutivo suizo insiste especialmente en que la operación está generando valor para el accionista desde el primer momento. “Hubo una ampliación de capital de 280 millones y después una emisión de un bono híbrido subordinado por 600 millones de euros. Pero hay que tener en cuenta que solo en 2020 ya vamos a ingresar un dividendo de más de 50 millones de euros por nuestra participación en Caser, por lo que en pocos años vamos a recuperar todo lo invertido. La operación ha generado valor para el accionista desde el primer momento”, enfatiza el consejero delegado de Helvetia.

Desde el grupo calculan que el retorno, respecto al capital levantado para comprar Caser, estará entre el 8% y el 11%.

De hecho, la operación ha sido bien recibida por el mercado y las acciones del grupo y en el último año se han revalorizado un 34%, aunque todavía están por debajo de los niveles prepandemia.

Aunque Caser no ha presentado aún los resultados de 2020, Gmür avanzó que la aseguradora ha conseguido un crecimiento de sus ingresos por primas de no vida del 2,6%, y del 8,2% en seguros de vida en riesgo. En ambos caso, por encima del mercado. Además, lo ha hecho mejorando la eficiencia y logrando un ratio combinado del 91%.


Plan estratégico

Respecto a los planes de futuro del grupo, Helvetia pretende desarrollar nuevos seguros que puedan cubrir el riesgo de pandemia –“para lo que posiblemente haya que crear colaboraciones público-privadas”–; pólizas específicas para cubrir el riesgo de terremotos –“que hemos visto tanto en el sur de Italia como en Suiza o España”–; productos para afrontar la amenaza de la cibercelincuencia y seguros de perfil financiero para ayudar a sus clientes a ahorrar para completar la pensión de jubilación.

“Desgraciadamente, la gente se ve cada vez más obligada a ahorrar por su cuenta. Hay una cierta desconfianza en los sistemas de Seguridad Social. Creemos que podemos ayudar a los clientes a hacer una planificación financiera que se apoye tanto en pólizas de seguros como en otros productos de perfil más financiero”, reflexiona el consejero delegado de Helvetia.

Philippe Gmür también habló sobre sus actuales socios en Caser, Ibercaja, Unicaja y Liberbank, y la fusión de estas dos últimas. “Consideramos positiva esta consolidación, porque así se crea un grupo bancario más sólido. En la distribución de seguros no se va a notar. Estamos muy cómodos con nuestros socios y consideramos que tenerlos con acuerdos de bancaseguros y como accionistas del 30% es la fórmula ideal para garantizar una correcta alineación de intereses”. El directivo también se mostró abierto a aumentar la participación si alguno de los bancos quisiera vender su parte.

Normas
Entra en El País para participar