Rumbo a la recuperación

Los pequeños valores duplican la subida del Ibex desde los mínimos de 2020

El selectivo sube un 40% y el Small se anota un 93%

Ibex pulsa en la foto

Las dudas aparecidas en las últimas semanas entorno a los posibles efectos secundarios de algunas de las vacunas y el retraso en el reparto de las mismas parecen no haber restado brillo a las Bolsas. Algunas como la estadounidense y la alemana no han parado de revalidar sus máximos, una situación que contrasta con la vivida por el Ibex 35. El selectivo español continúa un 15% por debajo de los niveles prepandemia, pero en lo que va de año logra sacudirse las pérdidas y avanza un 6,17%, subida similar a la registrada por los índices de pequeña y mediana capitalización. En 2021 el Ibex Small se anota un 7,63% y el Medium, un 7,94%.

El mayor apetito por el riesgo ha permitido a los índices de la Bolsa española acabar con la dicotomía que vivieron en 2020. El pasado ejercicio el Ibex Small Cap avanzó un 18,9%, subida que le encumbró a la cima del selectivo con mejor desempeño de la Bolsa española, mientras el Ibex 35 se dejó un 15,45% y se convirtió en el índice más castigado en Europa.

Aunque este año las ganancias son la corriente imperante, la recuperación de los índices españoles sigue yendo a dos velocidades. Desde los mínimos marcados en marzo, el Ibex Small Cap rebota un 93,27% y cotiza en niveles de 2008. Estas ganancias duplican las registradas por el selectivo español en el mismo periodo (40,35%). Mayores son también los ascensos del índice que agrupa a las cotizadas de mediana capitalización que desde mínimos sube un 53,3%.

Las razones que explican esta divergencia son varias. La primera de ellas y más fundamental es la que hace referencia a la composición de los diferentes índices. Alfonso de Gregorio, director de renta variable de Trea AM, señala que mientras en el Ibex 35 la banca sigue teniendo un peso significativo, en el selectivo que agrupa a las cotizadas de menor capitalización las renovables son los valores que más ponderan. El comportamiento en Bolsa de uno y otro sector en el último año ha sido muy distinto. Mientras los bancos han sufrido y es de esperar que sigan sufriendo las consecuencias de los tipos cero, las firmas vinculadas a las energías limpias han sacado brillo del furor que despiertan las inversiones sostenibles.

De Gregorio explica que a Grenergy –sube un 185,26% desde el 16 de marzo de 2020–, Solarpack (87,73%) y Soltec –se anota un 82,37% desde su salida a Bolsa el 27 de octubre–, hay que sumar la aportación realizada durante los primeros meses de 2020 por Solaria. El actual integrante del Ibex 35 formó parte del índice de pequeña capitalización hasta junio. El gestor explica que durante su permanencia en el Small, la energética gozó de un peso del 12% y desde los mínimos de marzo de 2020 se anota un 64%, unas ganancias que fue ampliando con el paso de los meses, hasta la revalorización del 196,97% actual. Si bien, en lo que va de año recorta un 23,4%.

Un caso similar al de Solaria, es del PhamarMar, que pasó a formar parte del Ibex 35 en septiembre. Previamente y como ocurrió con Solaria, la farmacéutica formó parte del Medium hasta su entrada en el club de los grandes valores. Durante su estancia en el índice pequeña capitalización la compañía llegó a contar con un peso del 14%. Es decir, su resistencia en Bolsa durante los meses más duros del confinamiento aportó y mucho al selectivo que agrupa a las cotizadas de menor tamaño. Desde el 16 de marzo hasta el 22 de junio, la compañía llegó a avanzar más de un 122%, subidas que alcanzan ya el 198,96%.

A la composición, Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, añade que en la Bolsa española los valores de pequeña capitalización se prestan mucho a la especulación y se mueven por noticias puntuales que afectan a valores concretos. “No es como en otros mercados en los que se puede hablar tendencias con los pequeños comportándose mejor cuando se espera que la economía local lo haga”, explica. Un buen ejemplo de compañías que han experimentado fuertes oscilaciones con las noticias son Deoleo o Duro Felguera. La multinacional española que opera en el sector del aceite de oliva se anota un 1.636% desde los mínimos de la Bolsa en 2020. Si bien es cierto que la compañía logró en 2020 entrar beneficios por primera vez en ocho años, lo que más ha afectado a su cotización ha sido la reestructuración financiera que logró cerrar en enero. Por su parte, Duro Felguera (553,4%) se ha visto abocada a pedir el rescate a la SEPI.

También existen diferencias en lo que a cotizadas en pérdidas se refiere. Mientras en los índices de menor capitalización solo tres (Nueva Expresión Textil, Quabit y Zardoya) no recuperan los niveles precrisis, en el Ibex 35 la lista sube a cinco con Grifols (-15,9%) y Telefónica (-14,39%) a la cabeza.

Normas
Entra en El País para participar