Vivienda

El Constitucional alemán tumba la ley de Berlín que limita los alquileres por ser competencia federal

Según el alto tribunal, es potestado del Gobierno central

Distrito de Kreuzbergen Berlín
Distrito de Kreuzbergen Berlín AFP

El Tribunal Constitucional alemán consideró este jueves que la ley que congeló los alquileres en la ciudad-estado de Berlín desde 2020, una iniciativa impulsada para detener el incremento de los precios del sector inmobiliario en la capital germana, es contrario a la Constitución.

El alto tribunal estima para rechazar la disposición de Berlín que las regulaciones sobre los alquileres son competencia federal y que los "Länder" sólo están autorizados a legislar "mientras y en la medida en que el Gobierno federal no haya hecho uso final de su competencia legislativa".

La ley que ponía techo de los alquileres, que empezó a funcionar el pasado 23 de febrero, congelaba inicialmente durante cinco años el precio máximo en los 9,80 euros de renta por metro cuadrado. Así, los alquileres de alrededor de 1,5 millones de viviendas quedaron limitados al nivel de junio de 2019 con la idea de que pudiesen subir a partir de 2022 solo un 1,3% anual.

En caso de un nuevo alquiler, el propietario de la vivienda tendría que orientarse en el tope establecido por ley y el alquiler pagado por el anterior inquilino. En los casos de los contratos ya firmados, la ley también tenía carácter retroactivo, obligando a los propietarios de bajar los precios y devolver la diferencia al inquilino.

Contra la iniciativa de Berlín se habían pronunciado 284 diputados del Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán) pertenecientes a los partidos conservadores CDU y CSU, además de los liberales del FDP y dedos instancias civiles berlinesas, que pidieron que el Constitucional aclarara la norma.

En la capital alemana gobiernan en coalición Los Verdes, los socialdemócratas del SPD y La Izquierda y su iniciativa para controlar la subida desorbitada de los precios del alquiler en Berlín era única en el país y su ámbito de aplicación temporal se limitó inicialmente a 2025.

Los partidos de la oposición en el "Land" de Berlín, conservadores y liberales, ya habían apuntado que la ley podía ser ilegal por considerarla una intromisión en la propiedad privada y, como ahora considera el Constitucional, por inmiscuirse en las competencias del Gobierno central sobre los alquileres.

Reacciones

La inmobiliaria Vonovia, la mayor de Alemania, no reclamará a sus arrendados en Berlín el pago del alquiler con efectos retroactivos, pero Deutsche Wohnen ha anunciado que sí lo va a hacer después del pronunciamiento del Constitucional.

La inmobiliaria berlinesa Deutsche Wohnen, que tienen unos 116.000 pisos en Berlín y Potsdam, ha asegurado a sus arrendados que nadie va a perder su piso y ofrece alternativas de pago.

El consejero delegado de Vonovia, Rolf Buch, ha dicho este jueves en un comunicado que "la decisión del Constitucional es consecuente, la congelación del alquiler no es adecuada para solucionar los problemas en el mercado inmobiliario berlinés".

Buch ha explicado que han decidido no reclamar el pago retroactivo de los alquileres, que les correspondería legalmente tras la decisión judicial, porque mucha gente tiene miedo en este momento a perder su empleo debido a la crisis por la pandemia de coronavirus.

Vonovia, que tiene en Berlín unos 42.000 pisos, calcula que renuncia al pago de alquileres por valor de hasta 10 millones de euros. Deutsche Wohnen va a ofrecer diferentes opciones para liquidar el importe del alquiler por pagar, como el pago de una vez o a plazos, y hasta moratorias.

En el caso de personas desfavorecidas económicamente, Deutsche Wohnen tratará de encontrar soluciones individuales. Deutsche Wohnen actúa de este modo de acuerdo con la Asociación de empresas de pisos de Berlín y Brandenburgo (BBU), que tiene unos 730.000 apartamentos en Berlín, cantidad que representa un 44% del total.

Normas
Entra en El País para participar