Nyesa obtiene el aval judicial para reestructurar su deuda

Liberto Campillo asegura que la aprobación del reconvenio impulsará el "crecimiento exponencial" de la promotora

Nyesa obtiene el aval judicial para reestructurar su deuda

Nyesa ha recibido una notificación del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Zaragoza que anuncia la aprobación de la propuesta de modificación del convenio de acreedores presentada por la compañía. Según informó la promotora inmobiliaria a la CNMV, la sentencia respecto a esta resolución todavía debe de adquirir firmeza pero lo comunicará al mercado en cuanto lo haga.

La compañía anunció en enero que contaba con la adhesión del 60% de sus acreedores al acuerdo de reestructuración de deuda, que plantea una quita del 70% para los acreedores con privilegio, cobrando el resto de sus créditos en dos pagos iguales durante los meses 36 y 48 a partir de la fecha en la que la sentencia que aprueba esta modificación sea firme.

Por su parte, a los acreedores ordinarios les ha propuesto el cobro de la totalidad de sus créditos, es decir, sin quita, a razón del 10% en los meses 60 y 72 desde el fallo de la sentencia; del 15% en los meses 84 y 96; y del 25% en los meses 108 y 120. Respecto a los acreedores subordinados, la propuesta plantea la totalidad del cobro de sus créditos, también sin quita, aunque recibirán el pago diez años después del acuerdo, y de una sola vez.

La compañía ya indicó el pasado junio que plantearía esta modificación del convenio, toda vez que al cierre de 2019 su patrimonio neto era de un importe negativo de 10,1 millones de euros.

Para el consejero delegado de Nyesa, Liberto Campillo, “la aprobación del reconvenio nos pone en disposición de crecer exponencialmente iniciando la adquisición y acuerdos de fusión de compañías de nuestro sector y de sectores estratégicos que nos llevará a convertirnos en una corporación de referencia en España”. Adicionalmente Nyesa ejecutará una ampliación de capital, mediante aportación no dineraria de un importante paquete de activos inmobiliarios y mediante la posible capitalización de créditos contra la masa.

Cambio de rumbo

En el primer trimestre de 2019 se produjo en Nyesa la entrada del nuevo accionista de referencia, Olaf y Rubí, lo que trajo el relevo en la dirección del grupo y un cambio en la estrategia empresarial. A partir de ese momento la actividad se centraba, principalmente, en la gestión de activos inmobiliarios terminados y en renta que permita una obtención inmediata y recurrente de ingresos. Como consecuencia de ese cambio de rumbo 2019 supuso la configuración en Nyesa de una cartera con más de 500 activos repartidos en 11 comunidades autónomas, diversificada prácticamente al 50%o para alquiler y 50% para venta.

Además, Nyesa ya está consolidando su nuevo rumbo gracias a diversificación y la apuesta por las renovables y en el primer trimestre de este 2021 ha realizado tres nuevas operaciones: la adquisición de Contratas Leza, una alianza con Soltium Renovables y una posible OPA a IFFE Futura.

Normas
Entra en El País para participar