Infraestructuras

ACS baraja segregar su área de construcción del negocio de concesiones

Es una de las opciones dentro del objetivo de simplificar la estructura del grupo manifestado por Florentino Pérez

ACS baraja segregar su área de construcción del negocio de concesiones

La dirección de ACS está dando vueltas a las distintas fórmulas para reunir todas sus actividades de construcción en una división única con el fin de simplificar la gestión, tal y como publicó Cinco Días el martes de la semana pasada tras la comparecencia del presidente Florentino Pérez ante analistas e inversores.

Una de las posibilidades sobre la mesa, según informa Bloomberg, es la segregación de ese negocio independizándolo de la gestión de concesiones de autopistas y del desarrollo de una gran cesta de renovables acordado con Vinci.

De momento, ACS ha pactado la creación de una joint venture con la francesa, en la que contaria con el 49%. Y se dispone a simplificar su compleja estructura corporativa salga o no salga su ofensiva en Italia sobre Austostrade para crecer en autopistas.

ACS tiene presencia en el sector de la construcción a través de Dragados, distintas constructoras en Estados Unidos, y las cotizadas Hochtief, en Alemania, y Cimic, en Australia. En las dos últimas cuenta con holgado control, pero Pérez asegura tener descartada la adquisición de los paquetes minoritarios. La presencia en Bolsa de ambas complica la referida escisión.

Fitch bendice a Vinci

Buena parte de los fondos para que ACS sostenga la posible compra de la mayor concesionaria de Italia proceden de la desinversión en el área de Servicios Industriales, por la que cobrará entre 4.932 y 4.982 millones de euros en efectivo de manos de Vinci. Una suma a la que podrían añadirse hasta 600 millones en ocho años en función del cumplimiento de objetivos de desarrollo de activos en renovables.

La agencia de calificación Fitch ha argumentado esta tarde que el grupo francés tiene pulmón para acometer este voluminoso acuerdo con ACS sin ver penalizada su nota de investment grade ‘A-’ con perspectiva estable.

Fitch aplaude una mayor diversificación geográfica en la Vinci resultante. Los ingresos del conglomerado saltarán de 45.000 a 51.000 millones anuales y el peso del negocio francés bajará del 55% al 48%.

En cuanto al ratio de deuda neta frente al ebitda, el promedio entre 2021 y 2024 se incrementaría en 0,4 veces, pasando de 3,3 a 3,87 veces.

Normas
Entra en El País para participar