Covid-19

El presidente de Farmaindustria: "Si mañana me llaman para vacunarme de AstraZeneca sería el primero de la fila"

La patronal apunta a que anular las patentes no resuelve el tema de la producción

Juan López-Belmonte.
Juan López-Belmonte.

El presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, ha considerado este martes que anular las patentes no va a resolver el tema de la producción de las vacunas contra la covid-19 y ha recordado que la industria farmacéutica en España ha jugado un papel fundamental. Y, sobre la seguridad de estos productos añadió: "Si mañana me llamasen para vacunarme con AstraZeneca sería el primero de la fila", apuntó el también consejero delegado de Rovi, porque considera que los fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) son seguros y eficaces.

"La institución que debe liderar las noticias sobre las vacunas es la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que es la que aprueba estos fármacos", proclamó. Tanto la EMA como las agencias nacionales del medicamento "tienen una solvencia máxima".

El presidente de Farmaindustria recordó que el coronavirus "es un bicho muy malo y está haciendo un daño tremendo a la salud y está provocando un sufrimiento social y económico en todo el mundo la economía, por lo que desde las compañías y las administraciones públicas debemos mandar mensajes de seguridad certeros".

En este sentido, quiso hacer un llamamiento a la sociedad para insistir en que cualquier medicamento aprobado por la EMA le tendrá a él "siempre el primero de la fila" para utilizarlo. "De hecho, estoy deseando que me llamen", confesó.

Patentes

Durante su intervención en Foro Salud, organizado por Nueva Economía Forum, López-Belmonte ha destacado que lo que cuenta para aumentar la producción es el abanico de múltiples colaboraciones que se han abierto entre todas las firmas farmacéuticas de cualquier rincón del mundo, que se han traducido ya en más de 260 acuerdos.

"La producción de vacunas en el mundo antes de la covid era de 3.500 millones de dosis y ahora, gracias a estos acuerdos se prevé producir en torno a 12.000 millones de dosis", lo que supone un esfuerzo "colosal".

Un ejemplo de esta colaboración es la que ha firmado Moderna con la española Rovi para comenzar a producir la vacuna en su planta de Granada.

También ha recordado el presidente de la patronal de la industria farmacéutica que España es ya una referencia internacional en ensayos clínicos y "con una estrategia adecuada podemos serlo también en la producción de medicamentos".

La industria farmacéutica en España "ha jugado un papel fundamental" y el país se ha convertido en el primero de "Europa en ensayos clínicos contra el coronavirus".

Y por ello ha defendido que para que no se pierdan todos los esfuerzos, la investigación necesita de mayores y constantes recursos, tanto por parte del sector público como del privado.

Normas
Entra en El País para participar